El ex primer ministro francés y miembro del parlamento Manuel Valls
El ex primer ministro francés y miembro del parlamento Manuel Valls - AFP

Manuel Valls, sobre el órdago secesionista: «Deshacer España es deshacer Europa»

El ex primer ministro francés ha lamentado la intervención policial del pasado domingo contra los participantes en el referéndum unilateral, con «unas imágenes que se vuelven contra el Gobierno central», pero enfatizó que la Constitución española «es una de las más democráticas»

PARÍSActualizado:

El ex primer ministro francés Manuel Valls, nacido en Barcelona, ha asegurado este viernes que «deshacer España es deshacer Europa» e instó a los líderes comunitarios a dejar claro a los independentistas catalanes que con la secesión quedarían fuera de la Unión Europea.

«Deshacer España (...) es deshacer Europa. Si abrimos la vía de la independencia mañana será el País Vasco, y después el País Vasco francés, la Italia del Norte... y después es la guerra. Vivimos desde hace 70 años en paz, pero nos olvidamos de lo esencial», dijo Valls en una entrevista en el canal «BFM TV».

Para el ahora diputado dentro de la mayoría gubernamental que respalda al presidente francés, Emmanuel Macron, «los dirigentes europeos deberían hablar sobre lo que pasa en España, no para ser mediadores, sino para decir que la independencia no es posible. Hay que decirles a los independentistas: 'Si queréis salir, no estaréis en la UE'».

Valls lamentó la intervención policial del pasado domingo contra los participantes en el referéndum unilateral, con «unas imágenes que se vuelven contra el Gobierno central», pero enfatizó que la Constitución española «es una de las más democráticas».

El ex primer ministro socialista recordó el fuerte grado de autogobierno, «respetado por España», del que gozan Cataluña y las comunidades autónomas españolas.

«La fuerza de España es tener grandes regiones como Cataluña o el País Vasco, y la fuerza de Cataluña o el País Vasco es estar dentro de uno de los viejos Estados nación europeos. No hay muchos en Europa, están Inglaterra, Francia y España», opinó.

Para Valls, «uno de los grandes problemas del mundo es que con la globalización mucha gente se repliega sobre su identidad personal, local o regional».