La Fiscalía investiga a los ayuntamientos de Pineda de Mar y Calella por la expulsión de los policías

La fiscal jefa de Barcelona, Ana Magaldi, delega la investigación al servicio especial de Delitos de Odio y Discriminación de Barcelona

BARCELONAActualizado:

La Fiscalía de Barcelona ha abierto diligencias para investigar la expulsión de los agentes de la Policía Nacional de los hoteles de Pineda de Mar y Calella (Barcelona) en los que se hospedan y la posible implicación de los «responsables municipales» en esa decisión.

En un escrito, la fiscal jefa de Barcelona, Ana Magaldi, delega la investigación al servicio especial de Delitos de Odio y Discriminación de Barcelona.

El ministerio público ha encargado a la Policía Nacional que investigue las circunstancias en que se ha acordado expulsar a los policías de los hoteles en que se hospedaban, a cuyas puertas se han organizado concentraciones desde el pasado domingo para protestar por las actuaciones policiales para impedir el referéndum.

Según el decreto de apertura de diligencias, la Fiscalía ha constatado a través de informaciones periodísticas que «numerosos agentes de los cuerpos estatales de la Policía Nacional y la Guardia Civil en las localidades de Calella y Pineda de Mar han sido expulsados globalmente de los hoteles en que estaban alojados y que podría haber responsables municipales implicados en dichos hechos».

Además, añade el fiscal, por las redes sociales «circula un documento» en el que el gerente de los hoteles Checkin de Pineda de Mar asegura que se ha visto obligado a desalojar a los policías, bajo la amenaza del Ayuntamiento -gobernado por el PSC- de cerrar los establecimientos durante cinco años.

En un comunicado conjunto emitido hoy, el Ayuntamiento y la cadena hotelera de Pineda han negado esas presiones para expulsar a los policías y el consistorio ha precisado que se ha limitado a plantear a la Delegación del Gobierno si los policía podían adelantar unos días su salida de los hoteles, prevista para el 5 de octubre próximo.

Pese a que ayer se les indicó que debían abandonar los hoteles a las 16.00 horas, los policías siguen en los establecimientos de Pineda de Mar, donde permanecen congregadas centenares de personas para exigir que abandonen la localidad. Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado hoy que ni la Policía ni la Guardia Civil abandonarán ningún hotel en Cataluña en el que exista un contrato en vigor.