Una de las obras de Michaux que pueden verse en la exposición
Una de las obras de Michaux que pueden verse en la exposición - ABC

El CCCB explora el vínculo «secreto» entre arte y esoterismo

La exposición «La luz negra» reúne obras de Joseph Beuys, Tàpies y Michaux, entre otros

BARCELONAActualizado:

Un vídeo de veinte minutos sin título da la bienvenida al espectador que se adentra en la exposición «La luz negra. Tradiciones secretas en el arte de los años cincuenta» en el CCCB. «En esta película vemos a Harry Smith recogiendo sus pertenencias. Smith es un artista polifacético y bohemio considerado una de las figuras centrales de la vanguardia americana de la segunda mitad del siglo XX -avanza el comisario Enrique Juncosa-. Jordan Belson grabó este documental en los ochenta para explicar el momento que echan a Smith de un hotel por no pagar la factura. La pinta zarrapastrosa del protagonista nos da muchas pistas de su estilo de vida».

El CCCB se rinde a las relaciones secretas entre arte contemporáneo y esoterismo en una muestra que aborda por primera vez estas influencias desde los años cincuenta hasta la actualidad con obras de Joseph Beuys, Agnes Martin, Antoni Tàpies y Henri Michaux, entre otros.

Juncosa defiende que «la abstracción tiene una dosis espiritual muy fuerte porque no representa la realidad». Las obras que ha elegido con mimo sólo se entienden si «tenemos en cuenta su influencia y pertenencia a corrientes de pensamientos situados al margen del racionalismo científico».

Dau al Set

El expresionismo abstracto norteamericano entra en diálogo con dos exponentes del movimiento Dau al Set, Antoni Tàpies y Joan Ponç. «Este “Personaje” que pintó un joven Tàpies en un periodo que estuvo postrado en la cama por una grave enfermedad es muy misterioso», destaca Juncosa.

Otro de los artistas que fascinan al comisario es el poeta belga Henri Michaux, pionero en el uso de drogas. «Michaux es el poeta que más me gusta del siglo XX -desvela Juncosa-. Es un artista muy conocido que viajó solo por casi toda Asia y tiene varios libros sobre la droga. Aquí también descubrimos su faceta de pintor, dibujos que realizó bajo la influencia de la mescalina».

La generación beat se cuela en esta selección con algunos de sus representantes: Wallace Berman, Bruce Conner, Jess y Cameron, además del artista catalán Zush y el músico de jazz Sun Ra.

Piezas de muchos museos y archivos recalan en el CCCB. Sin duda la más atractiva es la «Dreammachine», de Brion Gysin, que viene del Centro Pompidou: «Este cilindro que da vueltas es una obra para sentarse delante y mirar con los ojos cerrados hasta conseguir un éxtasis místico».