El presidente del PP de Castilla y León, observado por Francisco Vázquez, , durante la rueda de prensa
El presidente del PP de Castilla y León, observado por Francisco Vázquez, , durante la rueda de prensa - F. HERAS
Política

Mañueco admite que la subida de Cs tendrá «alguna incidencia» en la región

El PP designará a los candidatos a las elecciones de 2019 «en torno a verano»

ValladolidActualizado:

Los ecos de las elecciones catalanas del pasado 22 de diciembre, con el Gobierno aún pendiente de formarse, aún resuenan en el seno del PP, que trata de digerir el varapalo recibido por las urnas y calcular el impacto que la subida de Ciudadanos registrada allí pueda tener en el resto del panorama nacional. En Castilla y León, el presidente regional de la formación, Alfonso Fernández Mañueco, asumió ayer, a casi año y medio vista de los comicios autonómicos y municipales de mayo de 2019, que «alguna incidencia tendrá» en los resultados el repunte de la formación naranja.

Aún así, Mañueco, quien incidió en que aún es pronto, subrayó la «vocación de diálogo» del PP con otras fuerzas políticas, como hasta ahora. En este punto, resaltó el «balance positivo y satisfactorio» de ese entendimiento logrado esta legislatura con Ciudadanos, tanto en las Cortes de Castilla y León como en diversos ayuntamientos y diputaciones de la Comunidad.

Pero más allá de ese diálogo, Mañueco incidió en que su intención es que el PP siga siendo «la fuerza hegemónica y fuerza del centro derecha» como lo ha sido en los años previos, Para ello, convocó a «todo el partido» para lograrlo. Y es que, sostuvo, «sólo un partido fuerte es la mejor garantía frente al populismo y radicalidad de la izquierda».

Y ya con la vista en esos comicios de 2019, Mañueco arrancó ayer políticamente 2018 dejando claro que será un año «clave» para afrontar esas elecciones, en las que pelearán por conseguir la «mayoría» en las Cortes como en el «mayor número» de ayuntamientos y diputaciones. Para ello señaló como fundamental la implicación de todos los estamentos del partido y avanzó que realizarán un trabajo «puerta a puerta» de contacto con los ciudadanos. «Es un momento de valientes», dijo Mañueco, quien comprometió ayer su «paso al frente» en este sentido. ¿Será el candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León? «No» ha «negado nunca» su deseo, dijo, aunque también matizó que la decisión corresponde al Comité Electoral Nacional, por lo que apeló al «respeto» tanto a los estatutos como a los órganos del partido.

Un partido «más vivo»

Los aspirantes a encabezar tanto esa lista como las de las capitales de provincia se conocerán «en torno a verano», en unos casos «antes» y en otros «después», precisó. También en 2018, trabajarán en el conjunto de los equipos, la renovación de los mensajes y programas. Además de en el mantenimiento de la «calidad» de los grandes servicios públicos (sanidad, educación y servicios sociales), Mañueco resaltó su apuesta por «reducir la brecha digital» y el acceso a la vivienda.

Tras nueve meses al frente del PP de Castilla y León, Mañueco consideró que el partido está «más vivo» y «con más ganas de trabajar que antes» en un proyecto «común». Y defendió que se trata de un proyecto «regional», pero que a la vez «atiende» a los «más locales y concreto» y se enmarca en el nacional y europeo.