Política

Herrera refuerza a su núcleo duro para cerrar con urgencia la crisis de gobierno

Elige vicepresidente a De Santiago-Juárez, mientras que Carriedo regresa a la Junta como consejero de Empleo y Milagros Marcos será la la nueva portavoz

Herrera, entre Fernández Carriedo y De Santiago - Juárez, en una reunión en las Cortes
Herrera, entre Fernández Carriedo y De Santiago - Juárez, en una reunión en las Cortes - ICAL
J. M. AYALA Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

Juan Vicente Herrera no ha querido prolongar más tiempo del estrictamente necesario la más que incómoda y triste situación que se le había venido encima con la dimisión irrevocable de la ya exvicepresidenta de la Junta, Rosa Valdeón, tras triplicar la tasa de alcohol el pasado viernes por la noche cuando regresaba desde Madrid a Zamora. Apenas 48 horas después de la «dolorosa» renuncia de la también exportavoz y exconsejera de Empleo, el presidente del Ejecutivo regional cerró la crisis de Gobierno con unos nombramientos que este martes explicará y en los que, fiel a su poco entusiasmo por los cambios y las sorpresas, ha apostado por gente de su máxima confianza para tratar de avanzar con la mayor normalidad posible y sin que apenas sea necesario un periodo de transición. Así, el actual consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, vuelve a convertirse en el hombre fuerte del Consejo de Gobierno al pasar a ocupar la Vicepresidencia de la Junta, mientras que se recupera de nuevo a un «clásico» como Carlos Fernández Carriedo, que dejará la portavocía de las Cortes para ejercer de consejero de Empleo. Por último, y quizás menos previsible, será Milagros Marcos, actual responsable del departamento de Agricultura y Ganadería, la que asuma la portavocía del Ejecutivo Autonómico, también en sustitución de Valdeón. Marcos da así un salto más en una trayectoria también vinculada a Herrera, con el que ha ocupado también, entre otros, los cargos de Gerente de Servicios Sociales y consejera de Familia.

De Santiago-Juárez era desde que se conoció el adiós de la zamorana un candidato firme a ocupar la Vicepresidencia si es que Herrera quería -como finalmente ha sido- mantener este puesto. Mano derecha desde hace años del presidente, esta oportunidad le llega en la que será más que posiblemente su última legislatura en la Junta y es un reconocimiento lógico y esperable a un trabajo incansable y a una fidelidad inquebrantable con Herrera, por el que siempre -en las buenas y en las malas- ha dado la cara sin importarle que él saliera mal parado. Ahora su figura cobra un peso casi ilimitado al sumar la coordinación de la acción del Gobierno y de las delegaciones territoriales a las importantes funciones que ya tenía como las del impulso y seguimiento del programa electoral, la regeneración democrática, el trabajo interno -y clave- con los secretarios generales de las Consejerías, además de la Dirección General de Comunicación y materias tan sensibles como la ordenación del territorio y la función pública.

Con esta designación, Herrera evita además que se vincule el puesto de vicepresidente al de su futuro relevo como candidato a presidir la Junta porque De Santiago ya ha dicho en numerosas ocasiones que dejará la política «un día antes» que el máximo mandatario regional.

Tercer regreso

En cambio, sí gana enteros en las quinielas sucesorias la persona de Carlos Fernández Carriedo, que regresa por tercera vez a la Junta de Castilla y León -fue consejero de Sanidad y de Medio Ambiente- para ocupar la importantísima cartera de Empleo -es economista de carrera-. Como en el caso anterior, la confianza entre Herrera y el todavía portavoz de las Cortes es total. «Herrerista» convencido, su labor de nexo entre el parlamento regional y el Ejecutivo ha sido muy aplaudida entre los suyos. Se da la circunstancia, además, que en la única crisis de Gobierno decidida voluntariamente por el presidente -en 2004- también «tiró» de Carriedo para ocupar la consejería que dejaba vacante María Jesús Ruiz.

El palentino señaló que su nombramiento forma parte «del proyecto político de Herrera y el privilegio de trabajar por Castilla y León». En este sentido dijo que en un momento como éste «se tiene que estar donde se puede aportar y colaborar».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios