Salud&Sociedad

Centro base: guía y apoyo en la discapacidad

Más de 28.000 personas pasaron en 2015 por estas instalaciones repartidas por las nueve provincias, de las cuales 19.300 obtuvieron algún grado de dependencia

La logopeda Lorena Toresano trabaja con una de las menores del centro
La logopeda Lorena Toresano trabaja con una de las menores del centro - F. HERAS
DIANA G. ARRANZ Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

A la tarea de ser padre ya de por sí complicada y llena de responsabilidades se le une, en ocasiones, la incertidumbre y la sorpresa de tener que hacer frente a una discapacidad que llega sin avisar y repleta de miedos, dudas y necesidades. Cuando esto sucede, los denominados centro base se convierten en el punto de referencia al que acudir y donde buscar una posible solución. Existe uno por cada capital de provincia en Castilla y León, «por los que han pasado 28.000 personas durante 2015, de los cuales 19.300 obtuvieron algún grado de discapacidad», explica María Ángeles Cantalapiedra, gerente territorial de Servicios Sociales en Valladolid, quien añade que en toda la Comunidad hay cerca de 170.000 personas con este certificado.

Para Álvaro y Elena, padres de Daniel, el Centro Base vallisoletano ha sido la respuesta a todas sus necesidades «y sólo podemos tener buenas palabras para cada uno de los profesionales con los que hemos trabajado», explican.

Álvaro y Elena, padres de un niño con discapacidad
Álvaro y Elena, padres de un niño con discapacidad

En su caso, las sospechas en un problema de tono muscular de su pequeño se tradujeron en una «hipotonía que hacía que con ocho meses Daniel no pudiera mantenerse sentado», recuerda su madre, quien ya sufrió una patología similar en su infancia «por lo que a pesar de las preocupaciones afrontamos el reto con algo más de esperanza».

La atención temprana a menores (de entre 0 y 6 años) es una de la áreas donde mayor demanda se produce, con unas cifras en continúa evolución, según confirma la directora de este centro, Consuelo Asensio. «Creemos que la mayor sensibilización de la población y el mayor acceso a la información es lo que hace que aquí y en el resto de centros veamos como la atención se incrementa años tras año». Asimismo, las técnicos de este equipo coinciden en el destacado incremento de los casos de síndrome del espectro autista «que está preocupando no sólo en España, sino en el resto de países del mundo», asegura Consuelo.

Una atención inmediata, especializada y cercana es lo que los padres principalmente valoran del Centro Base de Valladolid, "donde no sólo hemos contado con fisioterapia, estimulación y logopedia sino que hemos podido acudir a los talleres donde nos han ofrecido formación específica para poder ayudar a nuestros hijos», relata Elena.

Una de las características del modelo de atención que se desarrolla en estas instalaciones es la plena participación de los familiares.

El centro base en Valladolid cuenta con un equipo de 39 profesionales

«En cada sesión que se realiza con los menores, sus padres participan activamente de forma que la terapia encuentra una imprescindible prolongación en el día a día, lo que hace que la efectividad de los ejercicios se vea multiplicada», explican María Jesús Marcos y Lorena Toresano, psicomotricista y logopeda, respectivamente.

«Además, para nosotros es algo increíble saber que también podemos ayudar a nuestro hijo más allá de traerlo a las instalaciones con este equipo tan profesional y que, personalmente, tanto nos han ayudado», asegura Álvaro.

Recursos

El Centro Base vallisoletano cuenta con un total de 39 profesionales que desarrollan su trabajo en las áreas de información, asesorando a los interesados acerca de los recursos sociales a los que pueden tener acceso; orientación sobre apoyos personales, educativos, laborales, de accesibilidad y de ayudas técnicas; la propia valoración del grado de discapacidad, tanto para el reconocimiento inicial como para la revisión a partir de un estudio individualizado y personalizado de las características físicas, psíquicas y sociales; el servicio de atención temprana dirigido a población de entre 0 y 6 años; y cualquier otra intervención temporal e individual que la persona pueda necesitar.

En Castilla y León hay cerca de 170.000 personas con discapacidad

Para hacer frente a todo este trabajo, el equipo está integrado por profesionales médicos, psicólogos, pedagogos, logopedas, fisioterapeutas, estimuladores psicomotricistas, trabajadores sociales, técnicos de orientación laboral y trabajadores de administración.

Otra de las tareas que se desarrolla a través de este Centro Base es la emisión de la denominada Tarjeta Acreditativa de Discapacidad «que posibilita el acceso a los servicios oportunos y la obtención de los beneficios establecidos por la normativa autonómica y local», explica Cantalapiedra.

Respecto a los recursos existente actualmente en estos centros, la máxima responsable local confiesa que «somos conscientes de que las necesidades cada vez son mayores, pero ante la imposibilidad de incrementar las plantillas, tenemos que ser capaces de ser más efectivos y con los que somos rentabilizar al máximo las capacidades profesionales».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios