«La gestión del PSOE ha devuelto el prestigio a la Diputación de Toledo»

Su presidente afirma que «con Tizón llegué a comprender a quienes pedían suprimir las diputaciones»

ToledoActualizado:

El presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, asegura que la gestión de su gobierno ha devuelto "el prestigio" a la institución, frente a la labor de su predecesor, Arturo García Tizón (PP), pues admite que durante el pasado mandato llegó a comprender a quienes pedían suprimir las diputaciones.

"Llegué a comprender a la gente que decía que las diputaciones no servían para nada y que debían desaparecer, si la política de la Diputación era lo que estaba haciendo Tizón, quitar las ayudas sociales, quitar los planes de empleo, gastar el dinero en vacas, en barcos, en chiqueros, en lobos y en osos", afirma Gutiérrez en una entrevista concedida a la Agencia Efe.

En cambio, sostiene que tras dos años de gobierno, el equipo que dirige puede "decir con orgullo que la Diputación ha vuelto a ser útil, ha vuelto a estar bien vista por la ciudadanía", porque se ha "recuperado el prestigio y se ha demostrado que hay otra manera de gobernar".

Uno de los casos más criticados por Gutiérrez es la gestión que hizo Tizón en relación al yacimiento de Ciudad de Vascos, para el que se compró un barco, que costó unos 350.000 euros, para "cruzar por un río que no es navegable" y en el que, en total, se había previsto invertir 7 millones de euros.

Sobre el barco, Gutiérrez afirma que los técnicos están ultimando el pliego de condiciones para sacarlo a subasta con un precio de salida que será similar al de compra, es decir, unos 350.000 euros.

En general, Gutiérrez tacha el proyecto diseñado por Tizón para Ciudad de Vascos de "disparate" y "absurdo", que era "fallido desde el inicio".

Así, defiende que su equipo de gobierno ha encargado un informe de viabilidad, que sostiene que no se había hecho antes, para comprobar si el proyecto era viable o no y denuncia que dicho informe concluye que el plan diseñado para Ciudad de Vascos habría arrojado unas pérdidas de 400.000 euros anuales y que no habría servido para crear empleo ni para dinamizar la comarca desde el punto de vista económico o turístico.

También recuerda que el Tribunal Superior de Justicia ha declarado nulo el proceso de expropiación de los terrenos en los que se había proyectado el nuevo acceso al yacimiento, a través del embarcadero en el que debía atracar el barco que saldrá a subasta, y denuncia que esta entrada no era apta para personas con movilidad reducida y que, además, la sentencia "habla de desvío de poder con fines electoralistas".

«La prepotencia de Tizón»

Por todo ello, considera que tras la renuncia de Arturo García Tizón al acta de diputado provincial, las relaciones con el PP en la Diputación "algo han mejorado", aunque cree que los 'populares' "tienen que dar un pasito más, subir un escaloncito en la normalidad democrática e institucional" y "asumir que no gobiernan en la Diputación porque los ciudadanos no quisieron que gobernaran".

"La prepotencia de Tizón desestabilizaba mucho las relaciones, pero el nuevo equipo sin Tizón está muy influido e influenciado por Tizón, por sus formas, y no sé si ha terminado de marcharse, porque no les termina de dar libertad de actuación", opina Gutiérrez.

Por lo que le toca, el presidente de la Diputación afirma que al equipo de gobierno que encabeza le "gusta el diálogo, hablar mucho, la normalidad democrática y la normalidad en las relaciones" y, como muestra de ello, señala el acuerdo de investidura que el PSOE logró con Ciudadanos e IU-Ganemos para gobernar en la institución.

Sin embargo, admite que ello "no es mérito exclusivo del PSOE", ya que tanto Ciudadanos como IU-Ganemos "también están en esa dinámica y cada uno pone su granito de arena", aunque lamenta que "el PP no está en eso, está en dinamitar".

También afirma que mantiene buena relación con Luis Martín, el diputado de Ciudadanos que sustituyó a Antonio López tras su muerte, y lo define como una persona "seria, trabajadora, con criterio y dialogante" y tiene palabras de recuerdo para Antonio López, fallecido en agosto a los 63 años.

"Le tengo aún muchísimo cariño, tengo el mejor de los recuerdos y mi agradecimiento personal y político por la valentía que tuvo en dar el apoyo al PSOE. Tuvo que soportar muchas ignominias e infamias del PP y de Tizón y lo sobrellevó con mucha fortaleza y trabajó mucho para la política provincial, para que hubiera esta línea de acuerdo y esta línea social", concluye Gutiérrez.