España

Decretado el secreto de sumario sobre una parte del caso del incendio de Seseña

La juez que lo investiga asume la tesis de la Guardia Civil de que el fuego fue intencionado

Efectos del incendio
Efectos del incendio - Eduardo San Bernardo
ABC Toledo - Actualizado: Guardado en:

La jueza de Valdemoro (Madrid) que investiga el incendio de neumáticos de Seseña (Toledo) ha decretado secreto de sumario sobre una parte de la investigación que se sigue para esclarecer el suceso.

Fuentes jurídicas han informado a Efe de que este secreto de sumario, que afecta solo a una parte de la investigación, se decretó a finales de agosto y tiene previsto prolongarse durante un mes.

A finales de julio, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Valdemoro pidió a cuatro compañías telefónicas datos sobre las llamadas realizadas y recibidas o mensajes enviados desde la zona la noche en la que se originó el fuego y las dos anteriores, en un auto en el que la jueza asume la tesis de la Guardia Civil de que todos los indicios apuntan a que el incendio fue provocado.

El fuego se originó en la madrugada del 13 de mayo en el principal vertedero de neumáticos de Europa, repartido entre Seseña y Valdemoro, zona en la que prendieron las llamas y en la que los investigadores han centrado las pesquisas.

De hecho, las cámaras de vigilancia de las vías del AVE detectaron un coche circulando cerca del lugar en la noche del 12 al 13 de mayo, poco antes de se recibiera el primer aviso por el incendio.

También cuenta la Guardia Civil con el testimonio de dos testigos que afirman haber visto a dos personas transitar por las proximidades del cementerio de neumáticos.

Ante estos indicios, la jueza, en un auto fechado el 27 de julio, pide a cuatro compañías el detalle de las llamadas, los mensajes de texto y cualquier tipo de comunicación de datos realizadas la noche del 12 al 13 de mayo en esa zona.

Pero también en las dos noches anteriores por si se hubieran realizado labores de preparación o vigilancia por parte de los responsables del incendio.

El fuego tardó casi un mes en ser extinguido y, desde el primer momento, los investigadores han sospechado que fue premeditado, máxime cuando los días anteriores había llovido en la zona, lo que aumenta la complejidad de prender fuego a un material de difícil ignición pero más difícil apagado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios