España

El Ayuntamiento dice ahora que el POM se aprobará a lo largo de la legislatura

La alcaldesa Milagros Tolón prometió en julio de 2015 que el nuevo Plan de Ordenación Municipal estaría listo en un año

La nueva ordenación municipal gravitará sobre «la protección de todos los espacios naturales»
La nueva ordenación municipal gravitará sobre «la protección de todos los espacios naturales» - ABC
ABC - @abc_toledo Toledo - Actualizado: Guardado en:

El concejal de Urbanismo de Toledo, Teo García, ha informado este martes de cómo va la tramitación del nuevo Plan de Ordenación Municipal (POM) y aseguró que, sin «ninguna duda», este se aprobará durante la presente legislatura, que finaliza en 2019. Las declaraciones que hizo el concejal chocan con lo dicho en julio de 2015 por la alcaldesa, Milagros Tolón, cuando afirmó que Toledo tendría un nuevo POM en el plazo de un año. Algo que, obviamente, no se ha cumplido.

García explicó lo ya mencionado en otras ocasiones: que el POM se va a «reducir a lo racional», sin las expectativas de grandeza que contemplaba el proyecto inicial; que las infraestructuras previstas solo serán las «necesarias» y que la idea principal sobre la que gravitará la nueva ordenación municipal será «la protección de todos los espacios naturales», en especial el río Tajo, sus riberas y las zonas de dehesas.

En cuanto a las infraestructuras, el puente para unir los barrios de Azucaica y el Polígono será «irrenunciable» y, además, «sería deseable» que fuese la primera obra que se llevase a cabo, dijo el concejal. García recordó que el proyecto inicial del POM preveía la creación de once puentes en la ciudad, que serán menos aunque no concretó cuántos, y la instalación del tranvía y de dos campos de golf, que tampoco se contemplan. El POM «se adaptará a la nueva realidad socioeconómica de la ciudad»; «pueden tener la seguridad de que vamos a hacer una planificación sensata basada en elementos técnicos y sin atender a presiones de ningún tipo», añadió el concejal.

La inmediatez de lo inmediato

Por otro lado, el responsable de Urbanismo informó del porqué el Ayuntamiento aún no ha recepcionado las obras del nuevo colector del Arroyo del Aserradero. La razón es que esta infraestructura todavía no está conectada a seis empresas, una situación que para el Gobierno toledano no tiene sentido.

«Lo lógico es que demos una respuesta integral que acoja a las propias empresas. No vamos a mantener, por un sentido de ineficiencia absoluta, dos sistemas paralelos de colectores funcionando», explicó García, por lo que hasta que el Ayuntamiento no tenga «total garantía de que se van a acometer las seis conexiones» no se recepcionará la nueva infraestructura.

En cuanto al nuevo hospital y la reanudación de unas obras que nunca acaban de comenzar, el concejal mantuvo lo dicho desde hace meses: «Tan pronto como tengamos el proyecto, daremos la máxima celeridad al trámite (de conceder la licencia). Por el Ayuntamiento no va a quedar por que esté con la máxima inmediatez».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios