España

Luto y consternación entre los empleados de Caixabank

Pasa a disposición judicial el hombre detenido por la muerte del director de la sucursal de La Solana

Los empleados de Toledo han guardado unos minutos de silencio por la muerte de su compañero
Los empleados de Toledo han guardado unos minutos de silencio por la muerte de su compañero - Luna Revenga
ABC Toledo - Actualizado: Guardado en:

El hombre detenido como presunto autor del disparo que acabó con la vida del director de una oficina bancaria de Caixabank en La Solana (Ciudad Real) ha pasado a disposición judicial esta mañana.

A.S., vecino de Villanueva de los Infantes, fue arrestado en la oficina bancaria, situada en la calle Encomienda de La Solana, por ser el presunto autor de la muerte del director de la sucursal, Alfonso M.D.P. de 40 años y natural de Membrilla (Ciudad Real), que falleció, tras recibir un disparo de escopeta.

El arrestado ha pasado a disposición del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Manzanares, que ha decretado el secreto del sumario.

Mientras, en los centros de trabajo de Caixabank de toda la región y de España se han guardado cinco minutos de silencio en memoria del compañero asesinado. Las dos oficinas que Caixabank tiene en La Solana (Ciudad Real) permanecen cerradas este jueves y viernes en señal de luto.

Sin embargo, los compañeros del fallecido no han acudido a concentrarse a las puertas de la sucursal de la calle Encomienda, donde trabajaba la víctima, ya que se encuentran en el tanatorio Virgen del Espino de Membrilla, donde permanece el cuerpo sin vida de Alfonso M.D.P., cuyo funeral se celebrará este jueves a las 16.30 horas en la iglesia parroquial de Santiago el Mayor, según informa Efe.

La directora de la otra entidad financiera que Caixabank tiene en La Solana, en concreto ubicada en la calle Carrera, Carmen Salcedo, sí se ha sumado a la concentración convocada por los sindicatos para condenar el homicidio que se ha celebrado en la sucursal de Liberbank del municipio y a la que también se ha sumado el alcalde de La Solana, Luis Díaz-Cacho, y varios miembros de la Corporación Municipal.

Entre lágrimas, Carmen Salcedo ha señalado que el fallecido «no se merece lo que le ha pasado» y que «es una pena que uno llegue al trabajo y le ocurra lo que le ha ocurrido».

Salcedo ha resaltado que la víctima era «un gran profesional y todavía mejor persona», y ha lamentado que se haya tenido que «ir de este pueblo así». Ha reconocido que no hay palabras para expresar lo que siente, y que tampoco hay motivo que «llevara a ese hombre a hacer lo que ha hecho en un momento de locura».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios