La Reina, a su llegada al Centro de Prevención de Desastres de la ciudad de Shizuoka
La Reina, a su llegada al Centro de Prevención de Desastres de la ciudad de Shizuoka - EFE

La Reina: «Por fin, comida japonesa»

Los Reyes asistieron a la cena que el primer ministro japonés ofreció en su honor en el Palacio de Akasaka

Enviada especial a TokioActualizado:

Los Reyes asistieron por la noche a la cena que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, ofreció en su honor en el Palacio de Akasaka y a la que asistieron unos 80 invitados. Allí, Don Felipe instó a «profundizar aún más en nuestras relaciones económicas y de inversión», especialmente cuando se firme el acuerdo de Libre Comercio con la UE. «España, como un país central de la UE, seguirá siendo una excelente plataforma para las empresas japonesas que desarrollan su actividad en la Unión», afirmó.

Durante la cena se sirvió un menú compuesto de 20 platos de cocina japonesa acompañados por vinos del país y sake. Según desveló el propio Abe, cuando la Reina Doña Letizia conoció la relación de platos comentó: «Por fin podemos comer comida japonesa».

El anfitrión de la cena de gala repasó en su brindis la historia en común de los dos países y la popularidad en Japón tanto de la comida española como de expresiones artísticas como la pintura y el flamenco.

«Al hablar de España, el arte es un factor imprescindible», apuntó el primer ministro, que recordó que en 2018 se inaugurará una gran exposición del pintor español Diego Velázquez en las ciudades de Tokio y Kobe para conmemorar los 150 años de relaciones diplomáticas entre los dos países.

Abe destacó además ante los Reyes y otro centenar de invitados que «Japón es el país donde el flamenco es más popular después de España» ya que hay unas 650 escuelas y unos 80.000 alumnos «que aprenden fervientemente».

El primer ministro, que invitó a fortalecer las relaciones de amistad que unen a las dos naciones, reconoció que cuando viaja a Latinoamérica le gusta hacer escala en Madrid para comer ajillo y «la mejor paella del mundo».