Los grandes empresarios japoneses anuncian al Rey su intención de invertir más en España

Don Felipe destaca que «España es el país que más crece entre los grandes de la UE» y que «la confianza internacional en nuestra economía se ha reforzado»

ENVIADA ESPECIAL A TOKIOActualizado:

Los primeros espadas de las grandes empresas japonesas con inversiones en España han anunciado al Rey en la mañana de este jueves su decisión de aumentar sus inversiones en nuestro país. Los empresarios japoneses trasladaron esta decisión a Don Felipe durante el desayuno de trabajo que mantuvo con ellos en el Hotel Imperial de Tokio, donde se aloja la delegación española. «Esta misma mañana he tenido la oportunidad de reunirme con algunas de las más destacadas compañías y de escuchar de primera mano la valoración tan positiva que hacen acerca de la evolución de nuestra economía y sus planes de de futuro», anunció Don Felipe.

Además, durante el desayuno, una delegación de empresarios nipones anunció a Don Felipe que ya está preparando un viaje a España para mediados de julio con el fin de analizar las oportunidades de negocio que ofrece nuestro país.

A la reunión con el Rey asistieron los principales responsables de Mitsubishi (señor Sasaki), Sumitomo (Nakamura), Mitsui (Yasunaga), Nomura (Ozaki), Bank UFJ (Hirano), UBE (Takeshita), Nissan (Kawaguchi), Nec (Endo), Sojitz (Kase), Sumitomo (Nakamura), Panasonic (Matsushita), NTT Data (Iwamoto), Hitachi (Nakanishi), Jetro (Ishige) e Itochu (Kobayashi), así como representantes de la patronal japonesa.

Las empresas japonesas mantienen un stock de inversión en España de 4.000 millones de euros y sus últimos proyectos son de alto nivel tecnológico en sectores como los de automoción, vehículos eléctricos, energía, ciudades inteligentes, telecomunicaciones, movilidad, consultoría, química bienes de consumo y sector financiero, entre otros.

Tras el encuentro con los grandes empresarios, el Rey ha asistido a la reunión del Comité Empresarial España Japón junto unos 300 empresarios japoneses y un centenar de españoles. Ante todos ellos, Don Felipe expuso la situación de la economía española. «En España la crisis nos afectó con extraordinaria severidad», empezó a explicar. Por ello, fue necesario «aplicar profundas reformas que, con gran esfuerzo y sacrificio por parte de todos, han permitido que nuestra economía haya salido fortalecida». «Hoy podemos constatar que España es el país que más crece entre los grandes de la UE, incluso duplica dicho crecimiento, y las previsiones de los organismos internacionales para 2017 confirman que continuará haciéndolo.»

Don Felipe agregó que España se ha convertido «en uno de los países de la zona euro con una mayor contribución a la creación de empleo, que tanto necesitamos, y es hoy un país más abierto al exterior que antes de la crisis». «La confianza internacional en nuestra economía se ha reforzado», aseveró y dijo que «prueba de ello es que España sea el 12º país receptor de inversión directa extranjera en el mundo», que el stock de inversión extranjera supere los 500.000 millones de dólares, que el 95 por ciento de las multinacionales instaladas en nuestro país tiene previsto mantener o ampliar sus inversiones y que «en 2016 nuestras exportaciones han registrado un récord histórico».

Ante todos los empresarios, el Rey ha puesto varios ejemplos de obras de referencia internacional realizadas por empresas españolas, como la ampliación del Canal de Panamá, la gestión de una terminal del aeropuerto de Heathrow, líneas de AVE en todo el mundo y la gestión del tráfico aéreo alemán, entre otros.

Don Felipe también se mostró muy satisfecho por el hecho de que España sea «un país atractivo para los japoneses», como lo demuestra que 500.000 turistas de este país nos visiten cada año.