El Rey y la Reina en la recepción de esta mañana
El Rey y la Reina en la recepción de esta mañana - CASA REAL

El Rey agradece el apoyo de la Comunidad Internacional ante el desafío independentista

Don Felipe ha subrayado el valor de la democracia y el Estado de Derecho

MadridActualizado:

Su Majestad el Rey agradeció hoy, durante la tradicional recepción a los embajadores acreditados en Madrid, el respaldo «sin fisuras» de la comunidad internacional a España frente a la crisis provocada por el desafío independentista en Cataluña.

Durante la recepción al Cuerpo Diplomático celebrada en el Palacio Real, Don Felipe, que estuvo acompañado por Doña Letizia, subrayó el valor de la democracia y el Estado de Derecho, y dijo expresamente: «Les quiero agradecer el apoyo sin fisuras que la comunidad internacional ha ofrecido a España ante la más grave crisis que hemos debido afrontar en nuestra historia reciente».

Sin mencionar nunca la palabra Cataluña, el Monarca subrayó que la crisis «ha puesto a prueba valores y principios que son no solo españoles sino europeos y universales: el valor de la convivencia y la concordia en la diversidad y el valor del respeto a la democracia y al Estado de Derecho».

Antes de su intervención, el Nuncio de Su Santidad, monseñor Renzo Fratini, como decano del Cuerpo Diplomático acreditado en nuestro país, manifestó, en clara alusión a la crisis catalana, su complacencia al comprobar «el fortalecimiento de las instituciones, que garantizan en democracia las libertades y derechos de todos los españoles, avalando el papel que representa España en el concierto de las naciones».

De igual modo, al tiempo que respaldó la «unión» de España -«una gran nación caracterizada -dijo- por un voluntad de concordia», elogió los «deseos y empeños» del jefe de Estado «al señalar que España es una realidad a la que no se debe renunciar»,

En presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y del ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, los Reyes fueron recibiendo el saludo de los 132 embajadores, encargados de Negocios o representantes de organismos internacionales. No hubo ningún representante de Venezuela, cuyo embajador fue expulsado recientemente, ni tampoco de Corea del Norte, cuyo embajador fue expulsado hace varios meses. Por primera vez asistieron varios nuevos embajadores, entre ellos los de Estados Unidos, Duke Buchan; y de Cuba, Gustavo Machín, que presentaron sus Cartas Credenciales el pasado día 18.

Al margen de sus palabras sobre el conflicto catalán, Don Felipe hizo en su discurso un detallado repaso a los asuntos de interés para España en el ámbito internacional, entre ellos, la lucha contra el terrorismo, la no proliferación nuclear y la defensa de los Derechos Humanos. En este punto, recordó que nuestro país es miembro desde el pasado 1 de enero del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en el que se ha marcado, entre otros objetivos, los de impulsar la lucha contra la pena de muerte, contra la discriminación y contra el racismo y la xenofobia, así como la promoción de los derechos de las personas con discapacidad.

El Monarca reiteró el compromiso de España con un desarrollo sostenible en el mundo y con la lucha contra el cambio climático, sumándose a la puesta en marcha de la Agenda 2030 en sus tres ámbitos: económico, social y medioambiental.

En el marco europeo, se refirió al reto que plantea la salida del Reino Unido de la UE, y dijo que la prioridad de España es la defensa de los derechos delos ciudadanos y los intereses de la unión,. Por ello, desea un acuerdo «lo más ambicioso posible» que permita a nuestras empresas y operadores económicos seguir trabajando con sus socios británicos y que garantice las mayores posibilidades de libertad de circulación y establecimiento de los ciudadanos, tanto europeos como británicos.

Al hablar de Estados Unidos, Don Felipe reiteró que Estados Unidos es un aliado esencial de España y uno de sus principales socios económicos, y puso de relieve la continuidad de las relaciones bilaterales y la calidad de los valores compartidos. Y agregó que este año habrá ocasiones para favorecer los contactos entre los dos países, como el 30 aniversario de la firma del Convenio Bilateral de Cooperación para la Defensa, del que dijo que «constituye una contribución especialmente valiosa a la seguridad compartida». Además, en 2018 se celebrará el 300 aniversario de las ciudades de San Antonio (Texas) y Nueva Orleans (Luisiana).

Con respecto a Rusia, señaló que España apuesta por «una relación constructiva» que permita «avanzar en la creación de un espacio euro-asiático basado en la confianza y el respeto mutuos».

Asimismo, al hablar del Magreb como una región prioritaria de la acción exterior española, señaló que la estabilidad y prosperidad, especialmente de Marruecos, Argelia y Túnez es determinante para España.

Don Felipe abogó por buscar soluciones políticas «para los conflictos, nuevos y antiguos», en Oriente Próximo y, señaló que las recientes visitas a España de los presidentes de Israel y Palestina permitieron a España expresar su apuesta por un acuerdo «de beneficio mutuo» sobre las cuestiones clave, «incluido el estatus de Jerusalén como capital compartida».

En el capítulo iberoamericano no hubo ninguna alusión a la crisis con Venezuela, pero sí indico que «Europa y América son, en España, vasos que se comunican» y «socios que hablan y se respetan, aunque a veces, coyunturalmente, opinen distinto».