Vídeo: El rey entrega el Toison de Oro a la princesa Leonor - EFE

Toisón de OroEl Rey, a Leonor: «Este Toisón te recordará las exigencias que impone ser la Princesa Heredera»

«Todas tus acciones deberán guiarse por tu entrega sin reservas a tu país y tu pueblo»

Tras la imposición, la Heredera de la Corona hizo sus primeras reverencias en público a los Reyes

MadridActualizado:

«Hoy, Leonor, das un paso simbólico y muy significativo para tu preparación y tu futuro» porque «este Toisón que te acabo de entregar, y que sé que recibes con alegría y consciente de su importancia, te recordará las exigencias que impone ser la Princesa Heredera».

Con estas palabras, el Rey ha impuesto en la mañana de este martes el Collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro a su hija mayor, la Princesa de Asturias, en una ceremonia solemne y cargada de simbolismo que se ha celebrado en el Salón de Columnas del Palacio Real. Don Felipe ha prendido en el vestido azul de Leonor el lazo con la miniatura del vellocino, símbolo de la Insigne Orden del Toisón, y tras recibirlo la Princesa dio dos besos a su padre y le hizo la primera reverencia en público. Después recibió la felicitación de su madre, la Reina, y de sus abuelos, los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía, y a todos ellos les hizo reverencias, y posteriormente se acercó a recibir la felicitación de sus abuelos maternos, Paloma Rocasolano y Jesús Ortiz, que estaba acompañado de su esposa Ana Togores.

«Recibir este Toisón implica para ti unas responsabilidades especiales», explicó Don Felipe a su primogénita, unas responsabilidades que «habrás de asumir inspirada por los valores e ideales más profundos» porque «todas tus acciones deberán guiarse por el mayor sentido de la dignidad y la ejemplaridad, por la honestidad y la integridad, por la capacidad de renuncia y de sacrificio, por el permanente espíritu de superación, y por tu entrega sin reservas a tu país y a tu pueblo».

«Deberás respetar a los demás, sus ideas y creencias -continuó el Rey- y amarás la cultura, las artes y las ciencias, pues ellas nos dan la mejor dimensión humana para ser mejores y ayudar a progresar a nuestra sociedad. Te guiarás permanentemente por la Constitución, cumpliéndola y observándola; servirás a España con humildad y consciente de tu posición institucional; y harás tuyas todas las preocupaciones y las alegrías, todos los anhelos y los sentimientos de los españoles».

Don Felipe añadió: «Sé que hoy te pueden parecer muchas exigencias y responsabilidades, todas importantes y difíciles, pero debes saber que tendrás el apoyo de muchas personas que quieren lo mejor para España, para la Corona y para ti. Tu familia estará siempre a tu lado: especialmente tu madre y también Sofía, que estarán contigo apoyándote; también tus abuelos; y por supuesto yo, tu padre, que sabes que confío en ti plenamente y que me siento enormemente orgulloso de haberte entregado esta mañana el Collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro».

El de hoy ha sido el primer acto institucional en el que la Heredera de la Corona ha sido la protagonista. Para Leonor ha sido el equivalente a la ceremonia que vivió su padre cuando tenía nueve años y le llevaron a la Basílica de Covadonga para proclamarle simbólicamente Príncipe de Asturias

El Toisón que ha elegido el Rey para la Heredera de la Corona ha sido el que perteneció a Don Juan de Borbón, bisabuelo de Leonor, de manera que cuatro generaciones de la Dinastía han estado presentes, de alguna forma, en el cumpleaños de Don Felipe.

Don Felipe tuvo unas palabras de recuerdo al Conde de Barcelona. «Luchó de forma incansable para lograr la España en la que hoy vivimos y es un ejemplo para todos de amor a su Patria, a la que añoró cada día del tiempo que tuvo que vivir lejos de ella y a la que siempre quiso y sirvió con generosidad».

También dirigió unas palabras sobre Don Juan Carlos, «impulsor y promotor imprescindible de la Transición española y a quien tenemos que agradecer su liderazgo para lograr el sistema democrático en el que vivimos».

A la ceremonia, que se celebró en el Salón de Columnas del Palacio Real asistió toda la Familia Real, es decir, Don Felipe y Doña Letizia, Don Juan Carlos y Doña Sofía y la Infanta Sofía. También asistieron las Infantas Doña Elena y Doña Margarita, acompañada por su marido, Carlos Zurita.

La Princesa también estuvo acompañada por los tres poderes del Estado, por otros caballeros de la Orden del Toisón de Oro, las Reales Maestranzas y las Reales Academias, pero los invitados más llamativos fueron los veinte niños -trece niñas y siete varones- de entre once y catorce años procedentes de toda España que fueron invitados a la ceremonia. Ellos son «la generación de la Princesa» y fueron escogidos entre los alumnos que han ganado el concurso «¿Qué es un Rey para ti?» en las últimas ediciones.

Los poderes del Estado estuvieron representados por los presidentes del Gobierno, Mariano Rajoy; del Congreso, Ana Pastor; del Senado, Pío García Escudero, y del Tribunal Supremo y el CGPJ, Carlos Lesmes. El presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, finalmente no pudo asistir.

Además, han acudido a Palacio los tres caballeros del Toisón que viven en España -Javier Solana, Víctor García de la Concha y Enrique V. Iglesias-, y otras autoridades, como la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y los ministros de Exteriores, Alfonso Dastis, y de Justicia, Rafel Catalá.

Todos ellos estaban aguardando en el Salón de Columnas del Palacio Real cuando accedieron los seis miembros de la Familia Real, y el Cuarteto de Cuerda de la Escuela Superior de Música Reina Sofía interpretó el Himno Nacional. Posteriormente, se leyó el Real Decreto por el que el Rey concedió el Toisón a la Princesa de Asturias el 30 de octubre de 2015, con motivo del décimo cumpleaños de la niña. A continuación, el Rey impuso a la Heredera de la Corona el Toisón que perteneció a Don Juan de Borbón y que, a partir de ahora, lucirá su bisnieta en las ocasiones más solemnes.

El Collar estuvo expuesto durante la ceremonia junto a los demás elementos acreditativos de la Orden, como son la credencial de ingreso de la Orden y el libro «Ordenanzas de la Insigne Orden del Toisón de Oro». No obstante, Don Felipe solo impuso a Leonor el lazo con la miniatura del vellocino, símbolo de la Insigne Orden del Toisón, que prendió sobre el vestido de su hija. Tras la imposición, el Rey dirigió unas palabras ante los alrededor de 80 invitados.