Política

Portazo de Podemos a Lambán tras regalarles la presidencia de las Cortes

Echenique se niega de plano a firmar un acuerdo de gobernabilidad en Aragón ni a entrar en el Ejecutivo

Javier Lambán (PSOE), presidente del Gobierno de Aragón
Javier Lambán (PSOE), presidente del Gobierno de Aragón - Fabián Simón
R. Pérez Zaragoza - Actualizado: Guardado en: Aragón

Podemos ha certificado el portazo que había anunciado al PSOE en Aragón: ni entrarán a formar parte del Ejecutivo regional en coalición con el PSOE, ni firmarán un acuerdo de gobernabilidad, que era lo que, como mínimo, pretendía el socialista Javier Lambán para encarar con más tranquilidad política los casi tres años que restan de legislatura.

La negativa la ha reiterado Podemos nada más conseguir que el PSOE le haya entregado la Presidencia de las Cortes de Aragón, un puesto que hasta ahora ocupaban los socialistas. Echenique ha aprovechado la dimisión de Antonio Cosculluela -que ha preferido dejar el cargo y dedicarse en exclusiva a la Alcaldía de Barbastro (Huesca)- para forzar al PSOE a que le cediera el máximo puesto de las Cortes de Aragón. Lo va a ocupar Violeta Barba, hasta ahora vicepresidenta primera de la Cámara.

Cuando Podemos lanzó el órdago, este verano, Lambán llegó a calificarlo de «chantaje». Al estar en minoría, su gobierno de coalición con la Chunta depende de forma permanente de los votos que Podemos tiene en el Parlamento regional.

Echenique no rectificó ni un ápice la exigencia, y el PSOE intentó rentabilizar la cesión buscando, al menos, un acuerdo de gobernabilidad que comprometiera a Podemos para el resto de legislatura. Pero esa solución no la ha aceptado este partido, y los socialistas han tenido que resignarse con una mera declaración de buenas intenciones que establece un foro de diálogo permanente con Podemos, la Chunta e IU para negociar las medidas que el Gobierno aragonés tiene que sacar adelante en las Cortes.

En esencia, el avance es prácticamente nulo para los socialistas. No cambia la situación que ha existido desde que Lambán se convirtió en presidente de Aragón. Podemos solo le dio el apoyo a la investidura, sin entrar en un gobierno de coalición ni firmar un acuerdo de legislatura. Lo único que cambia es el formalismo de fijar un foro estable para alcanzar acuerdos puntuales cada vez que haya que sacar adelante una iniciativa parlamentaria. Esa negociación caso a caso ya existía hasta ahora.

Echenique considera que el hecho de que Podemos pase a presidir las Cortes de Aragón es «un buen acuerdo» para fortalecer políticas progresistas. Y desde el PSOE insisten en calificar de «avance» que se fije un marco de diálogo estable y permanente, porque entiende que le facilitará la gobernabilidad.

A juicio del líder de Podemos en Aragón y secretario de Organización del partido a nivel nacional, aunque hay puntos que les acercan al PSOE, «todavía» están «lejos» de los socialistas en materias de suficiente calado político que hacen imposible una alianza como la que pretendía Lambán: «tanto entrar en el Gobierno de Aragón como un acuerdo de gobernabilidad están descartados», ha remarcado Echenique.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios