Vídeo: Pedro Sánchezy Miquel Iceta, juntos en un acto de campaña en Girona - ATLAS

Sánchez acusa a los comunes de haber perdido el equilibrio y caer «del lado independentista»

Iceta a PP y Ciudadanos: «Podéis ayudar al cambio pero no sois el cambio que Cataluña necesita. La alternativa a Puigdemont y Junqueras soy yo».

Sánchez insiste en el discurso alternativo a Rajoy en la esperanza de movilizar en favor del PSC de los votantes de izquierdas no independentistas.

GeronaActualizado:

Pedro Sánchez desembarca de nuevo en Cataluña donde permanecerá todo el fin de semana para empujar «hasta el último segundo» la candidatura de un Miquel Iceta que ha visto estancado en los últimos días su ascenso en las encuestas.

Pero los socialistas no se dan por vencidos y confían en que la movilización de los indecisos irá en beneficio de su propuesta, que trata de ensanchar un espacio central entre el independentismos y la fuerte subida de Ciudadanos.

Esta mañana en un acto en Gerona, tanto Sánchez como Iceta han dejado claro que su objetivo primordial es convencer al votante de izquierdas no independentista. El secretario general lo ha hecho criticando a Catalunya en Comù Podem, recordando la ruptura del pacto municipal en Barcelona: «Esa izquierda que se dice casta y pura. Tantos meses guardando el equilibrio y se caen del lado equivocado», ha criticado.

Iceta, en un discurso de menos a más, ha insistido en apelar a ese electorado: «Si no quieres independencia ni tampoco giro a la derecha llamo a todos los progresista a concentrar el voto en el PSC». El líder del PSC no se deja vencer por las encuestas. Y tras reiterar que «no haremos presidente a ningún independentista» ha advertido a PP y Ciudadanos que «no se trata de revancha» y ha descartado que puedan liderar el próximo Govern: «Podéis ayudar al cambio pero no sois el cambio que Cataluña necesita. La alternativa a Puigdemont y Junqueras soy yo».

Sánchez ha insistido en esa idea: «Hasta el último segundo os pido que sumemos votos socialistas frente a todo lo que resta». Y se ha referido a los ataques a Iceta procedentes de «las dos caras del mismo problema». El secretario general del PSOE ha dedicado gran parte de su discurso a presentarse como un proyecto alternativo al PP: «No nos gusta la España de Mariano Rajoy». Sánchez se ha esforzado en destacar esas diferencias algo que necesita hacer en Cataluña tras apoyar el 155 para llegar al electorado progresista.

Sánchez ha apostado por la «España federal» y ha mostrado su apoyo a Iceta «en la reclamación de una mejor financiación para Cataluña». Mientras el líder del PSOE hacía estas críticas, Iceta ha ofrecido su capacidad de interlocución con Rajoy para lograr las reivindicaciones catalanas. Entre ellas la financiación, el corredor mediterráneo pero planteando también un trato mejor para Barcelona planteando «qué instituciones pueden descentralizarse».