España

Rajoy sin interlocutor claro: Moncloa está a la espera de que el PSOE defina quién es

El entorno del presidente descarta intentar una investidura que aproveche la ruptura de disciplina del PSOE

Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro, en rueda de prensa en La Moncloa
Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro, en rueda de prensa en La Moncloa - EFE

El Gobierno en funciones está teniendo un cuidado máximo a la hora de hacer comentarios sobre la división interna del PSOE. Pero hay algo claro, que este viernes se ha reconocido en La Moncloa: no se sabe ahora mismo quién es el interlocutor de Rajoy en el PSOE. Fuentes de Moncloa han subrayado que el Gobierno está a la espera de que los socialistas definan quién manda en el partido.

No tener un interlocutor definido es un claro inconveniente cuando la investidura aún está en juego, queda un mes para que se acabe el plazo constitucional antes de la disolución de las Cortes y el PP sigue advirtiendo de que la solución pasa por el PSOE. En el Gobierno en funciones descartan que Rajoy vaya a impulsar una «jugada» para presentarse a la investidura e intentar aprovechar la ruptura de disciplina de voto de los socialistas. «No vamos a zascandilear, como dijo Rajoy, subrayan.

«Mantenemos la misma posición. Nosotros no vamos a entrar a valorar el cambio» que se está produciendo en el PSOE, ha explicado la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

En todo momento, se ha evitado decir desde La Moncloa que el interlocutor sigue siendo Pedro Sánchez. Ni sí ni no. La respuesta es que habrá que esperar a ver qué decide el PSOE y quién define como interlocutor a todos los efectos.

Mientras tanto, y tras insistir en el torno respetuoso que quieren mantener ante la crisis del PSOE, el Gobierno en funciones ha impulsado varias medidas, dialogadas con los grupos parlamentarios, incluidos los independentistas. Se trata de una Proposición de Ley (que se inicia en el Congreso) para reformar la ley orgánica de Estabilidad Presupuestaria, que permite a las comunidades incorporar a sus presupuestos la senda de déficit fiscal. Pero también un decreto ley para reformar el impuesto sobre sociedades.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios