Diputados y concejales de Unidos Podemos ante la Puerta de los Leones del Congreso. En la primera fila de izda a derecha, primera fila, Ione Belarra, portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso; Segundo González, diputado de Unidos Podemos; Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid; y Carlos Sánchez Mato, concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid.
Congreso de los Diputados

Podemos lleva al Congreso la lucha de Madrid con Hacienda por el control de sus cuentas

La formación registra una proposición de ley para eximir a los ayuntamientos con superávit de cumplir la regla de gasto

MadridActualizado:

Podemos va a hacer uso de toda la artillería posible para defender a Madrid del control de las cuentas consistoriales impuesto por el ministerio de Hacienda. Y este lunes, el grupo parlamentario ha registrado en el Congreso una Proposición de Ley para modificar la regla de gasto y derogar su aplicación en todos aquellos ayuntamientos que cumplan los criterios de estabilidad presupuestaria. De esta manera, los consistorios que cerraran el ejercicio con números negros podrían gastar su superávit fiscal sin control de Hacienda si la iniciativa resultara aprobada ya que sería vinculante para el Ejecutivo.

Según la formación morada los criterios a cumpliar para quedar exento de la regla de gasto serían tener un reducido nivel de deuda -por debajo del 110 por ciento-, estar al corriente de los pagos a proveedores pagando las facturas en menos de treinta días de media, y no tener déficit presupuestario o presentar superávit. Unas exigencias que cumpliría el consistorio madrileño, cuyas cuentas han sido intervenidas por Hacienda por gastar más de lo presupuestado.

El Congreso reenviará ahora el texto al Gobierno para que manifieste su criterio respecto a la toma en consideración, así como su conformidad o no a la tramitación si implicara aumento de los créditos o disminución de los ingresos presupuestarios. Si el Ejecutivo considera que la iniciativa de Podemos afectaría negativamente a las cuentas del Estado, podría aplicar el veto presupuestario e impedir que llegue siquiera a debatirse.

Si no lo hace, existe la posibilidad de que el texto resulte aprobado ya que el PSOE se ha posicionado en el mismo sentido que Podemos y los nacionalistas han sido muy críticos con el Gobierno en el control del gasto a ayuntamientos con superávit que desean dedicar más recursos a gasto ya sea social o de otro tipo. Hacienda, en cambio, sigue defendiendo la validez de la regla de gasto para evitar desajustes como los que se produjeron antes de la la crisis financiera.

Por si acaso el Ejecutivo siguiera esta camino, Podemos va a registrar también una Proposición no de Ley para buscar su aprobación en la Comisión de Hacienda. Este tipo de iniciativas no son vinculantes para el Gobierno pero sirven para mostrar la existencia de mayorías políticas.

El texto ha sido registrado por el portavoz de Presupuestos de Podemos, Segundo González, que ha acusado a Montoro de utilizar la regla de gasto «para asfixiar a los ayuntamientos y desmantelar los servicios públicos más allá del cumplimiento de la estabilidad presupuestaria». González ha estado flanqueado por representantes de los principales «ayuntamientos del cambio», aquellos en los que gobierna Podemos: Madrid, Cádiz, Ferrol, Zaragoza, Valencia y Oviedo.