Partido Ibérico El partido político que propugna la unión de España, Portugal y Andorra

Liderada por Casemiro Calderón (ex PSOE) y Paulo Gonçalves, la formación plantea la unificación de los servicios públicos y bancos centrales

Partido Ibérico: 
El partido político que propugna la unión de España, Portugal y Andorra
FRANCISCO CHACÓN Corresponsal En Lisboa - Actualizado: Guardado en:

El sueño de José Saramago renace seis años después de su muerte. El Partido Íber español y el Movimento Ibérico portugués se acaban de fusionar en una única formación, el Partido Ibérico, que salta al ruedo político con la intención de reivindicar la unión de España y Portugal.

Su gran objetivo es que un día llegue a existir un país llamado Iberia, una confederación que muchos ciudadanos lusos anhelan y cuya esencia se plasma ahora en la denominada «Declaración de Lisboa».

Se ha estrenado este peculiar interlocutor político con un liderazgo bicéfalo: el español Casemiro Calderón (ex PSOE) y el portugués Paulo Gonçalves.

No se pone en marcha la iniciativa con meras elucubraciones utópicas, sino que optan por el pragmatismo y una ristra de medidas concretas.

En realidad, defienden el protagonismo de una Comunidad Ibérica de Naciones, con un tercer miembro: Andorra. Entre sus prioridades, figura la eliminación de duplicidades.

Así, plantean la unificación de los servicios públicos, la seguridad social, el espacio radioeléctrico, organismos reguladores del mercado y bancos centrales, creación de ligas deportivas ibéricas, convalidación automática de títulos educativos y la promoción de la enseñanza bilingüe hispano-lusa.

Una batería de propuestas que se basa en que «juntos somos más fuertes y viviremos mejor». Además, expresan su convencimiento de que «la suma de ambas economías aumentaría nuestro poder de negociación con la Comisión Europea y nos supondría ganar PIB, población y superficie».

Por si acaso, proclaman con claridad: «Rechazamos la integración de Portugal en España y defendemos que la construcción de Iberia sea obra tanto de Portugal como de España y Andorra bajo los principios de igualdad, de no duplicidad de costes y de beneficio mutuo».

El Partido Ibérico se confiesa proclive a la instauración de los tres idiomas oficiales: español, portugués y catalán. «Abogamos por un acuerdo entre el Instituto Cervantes y el Instituto Camoes para el uso de sus infraestructuras comunes», argumentan.

Su vocación se refrenda con la apelación a unas palabras de Unamuno, deseoso de superar «el choque entre la arrogancia española y la desconfianza portuguesa».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios