España

Las «mulas» de los tres millones de euros

La Policía detiene a 63 de estos intermediarios de lavado de dinero que operan al servicio de mafias

Muchos de los que ejercen como «mulas» son captados mediante ofertas de trabajo falsas por Internet
Muchos de los que ejercen como «mulas» son captados mediante ofertas de trabajo falsas por Internet - Efe
S.E. Madrid - Actualizado: Guardado en:

La Policía Nacional ha detenido en España a 63 «mulas de dinero» que habrían efectuado movimientos bancarios superiores a tres millones de euros en el marco de operación europea contra el blanqueo de capitales que se ha saldado con un total de 178 detenidos. Según informó la Dirección General de la Policía, la operación ha sido apoyada por el Centro Europeo de Cibercriminalidad (EC3) de Europol y el Grupo de Acción Conjunto de Acción contra el Delito Cibernético (J-CAT), así como Eurojust y la Federación Europea de Bancos (EBF). En esta operación han participado fuerzas de seguridad y autoridades judiciales de Bulgaria, Croacia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Italia, Letonia, Moldavia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, Reino Unido, Ucrania y Estados Unidos.

La Policía ha recordado que las denominadas «mulas de dinero» son personas que transfieren dinero de origen ilegal a cambio de una comisión, y juegan un papel crucial en el lavado de capitales, ya que las redes criminales tienen acceso a los bienes o fondos robados sin revelar su identidad. Por eso son reclutadas como intermediarios de lavado de dinero para delincuentes y organizaciones criminales.

Después de recibir los fondos obtenidos ilegalmente en sus cuentas, se les pide que envíen el dinero a una cuenta diferente. Estos esquemas se disfrazan a menudo como oportunidades de trabajo legítimas y las «mulas» pueden mantener parte del dinero para sí mismos como una comisión.

La Policía ha subrayado que hacer de «mula» es ilegal y que las bandas suelen buscar a personas recién llegadas a un país, a desempleados y a estudiantes o personas con problemas económicos, a los que hacen ofertas de trabajo con salarios elevados sin esfuerzos y sin apenas requisitos de formación o experiencia. Se debe sospechar de este tipo de ofertas, con las que solo se pueden mantener contacto online y cuyos correos son de cuentas tipo Gmail, Yahoo o Hotmail.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios