CATALUÑA

La Fiscalía pide para Germá Gordó la prohibición de salir de España y la retirada del pasaporte

Pieza clave en el caso del 3 por ciento, el exconseller catalán ha criticado el «excesivo celo» del fiscal contra su persona

El exconseller Germá Gordó, a su salida de la declaración ante el TSJC
El exconseller Germá Gordó, a su salida de la declaración ante el TSJC - EFE

En sus cuatro horas de declaración ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el exconsejero catalán Germá Gordó, hombre de máxima confianza del expresidente catalán Artur Mas, ha criticado el «excesivo celo» de la Fiscalía contra su persona dentro del caso del 3 por ciento que, según él, «le ha perjudicado personal y profesionalmente».

Gordó es una de las personas investigadas por el 3 por ciento, al haberse encontradoindicios de su participación en millonarias adjudicaciones de obras públicas a empresas que luego debían financiar a la ya inexistente Convergencia.

Asimismo, el que fuera gerente de CDC entre 2004 y 2011, justificó ante el TSJC las reuniones con distintos empresarios y personas «por los cargos que desempeñaba».

Tras su declaración, la Fiscalía Anticorrupción ha pedido para Gordó la prohibición de salir de España así como la entrega de sus dos teléfonos móviles. Gordó ha entregado solo el teléfono oficial.

Mañana a las 10h, el TSJC decidirá si prohíbe a Gordó salir de España, y por tanto le retira el pasaporte, y si tiene que entregar su segundo teléfono móvil (el particular).

Investigación clave

El que la investigación haya alcanzado de lleno a Gordó es clave porque demuestra que la corrupción estaba instalada al más alto nivel dentro de la Generalitat, no solo en la etapa de Jordi Pujol, sino también en la posterior de Artur Mas.

El investigado fue también secretario del Gobierno autónomo catalán entre 2010 y 2012; consejero de Justicia entre el 2016 y consejero de la empresa pública Infraestructures de la Generalitat de Catalunya (GISA), con lo que tuvo responsabilidades organizativas y económicas, según el auto del TSJ en el que aceptaba investigar a este político, a día de hoy diputado del Grupo Mixto en el Parlamento de Cataluña después de que sus excompañeros de filas le enseñasen la puerta de salida por sus dificultades judiciales.

En poder de la investigación hay abundante material probatorio, incluido documental, ya que se ha podido reconstruir todo el itinerario que va entre el anuncio de la obra pública hasta su adjudicación, pasando por reuniones con Gordó e ingresos de importantes cantidades de dinero en las cuentas de Catdem, la fundación de Convergencia, en los momentos clave del procedimiento.

El relato cronológico de cada uno de los acontecimientos deja en evidencia que en efecto las empresas pagaban a ese partido a cambio de las adjudicaciones de la Administración catalana.

Toda la actualidad en portada

comentarios