Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, en una imagen de archivo
Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, en una imagen de archivo - AFP

Donald Tusk pide a Puigdemont que no proclame la independencia

El presidente del Consejo de Europa exige al presidente de la Generalitat que «respete el orden constitucional y que no anuncie una decisión que haría ese diálogo imposible»

BruselasActualizado:

El presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, una de las máximas autoridades de la Unión Europea, acaba de pedir expresamente al presidente de la Generalitat Carles Puigdemont que no tome ninguna medida que haga imposible una solución negociada, en referencia al debate que va a tener lugar esta tarde en el Parlamento de Cataluña.

«Hoy le pido a usted que respete el orden constitucional y que no anuncie una decisión que haría ese diálogo imposible», dijo Tusk en un debate en el Comité de las Regiones. Tusk, presidente de la institución que representa a los 28 Estados miembros, se dirigió expresamente a Puigdemont «poco antes de su discurso» de esta tarde en el Parlamento catalán.

«Me dirijo a usted, no sólo como el presidente del Consejo Europeo sino también como alguien que cree con fuerza en el lema de la UE: unidos en la diversidad y como miembro de una minoría étnica, como regionalista, como un hombre que sabe lo se siente cuando te pega la porra de un policía y como ex primer ministro de un país europeo, en resumen, como alguien que entiende y siente los argumentos y emociones de todas las partes».

Tusk ha enviado este mensaje desde la asamblea del Comité de las Regiones, sin duda destinado a no poner a Cataluña a la altura de los Estados Miembros, que están representados en el Consejo.

Tusk recordó que «hace unos días» le pidió a Rajoy que buscara «una solución para el problema sin usar la fuerza, que buscara el diálogo, porque la fuerza de los argumentos son siempre mejores que los argumentos de la fuerza. Hoy le pido a usted que respete en sus intenciones el orden constitucional y no anuncie una decisión que haría ese diálogo imposible. La diversidad no debería y no debe llevar al conflicto cuyas consecuencias, obviamente, serían malas para los catalanes, para España y para el conjunto de Europa», añadió.

Finalmente, el presidente del Consejo Europeo llamó a «buscar siempre lo que nos une y no lo que nos divide», y como conclusión advirtió que «eso es lo que decidirá el futuro de nuestro continente».