El presidente del PNV, Andoni Ortuzar
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar - EFE

El PNV define a Ciudadanos como un «perro de caza» que una vez prueba la sangre «no suelta la presa»

El presidente de los nacionalistas admite que su partido habla con «todo el mundo» excepto con el de Albert Rivera

BilbaoActualizado:

El presidente del órgano ejecutivo del PNV, Andoni Ortúzar, ha manifestado este jueves que, más allá del debate catalán, hay otro obstáculo «más importante» que impide que su formación apoye los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Se trata, ha dicho, de la «avaricia electoral» de Albert Rivera y Ciudadanos, partido que ha definido como un «perro de caza mayor» que, una vez prueba la sangre, «no quiere soltar la presa».

En declaraciones a Onda Vasca, el dirigente nacionalista ha asegurado que el dirigente catalán «está haciendo el cuento de la lechera» con los escaños para calcular cuántos podría obtener «si tumbara al Gobierno de Rajoy». Se trata, a su parecer, de una «irresponsabilidad absoluta», como «casi todo lo que hace Ciudadanos».

De hecho, ha admitido que su partido habla con «todo el mundo» excepto con Ciudadanos, que hace «aquelarre» con los nacionalistas: «Nosotros seguimos manteniendo nuestra actividad y nuestra relación ordinaria con el Gobierno español como un grupo de control, de oposición allí, de una oposición constructiva», ha afirmado.

Por otro lado, Ortúzar ha esperado que finalmente se puedan dar las condiciones necesarias para poder ir a «negociar a Madrid», pues «la estabilidad es buena para todo el mundo». «Lo que pasa es que hay una situación y un clima político que hace casi irrespirable la política en Madrid –ha añadido–. Ojalá se creen las condiciones para que podamos negociar porque, en cuanto se produzcan, nosotros nos sentaríamos a negociar, pero se tiene que producir y no nos tenemos que hacer trampas en el solitario».