Artur Mas y Marta Pascal, este lunes en la ejecutiva del PDECat
Artur Mas y Marta Pascal, este lunes en la ejecutiva del PDECat - PEP DALMAU

El bloqueo de Puigdemont acerca a Cataluña a nuevas elecciones

El expresidente catalán convoca a los electos del PDECat el viernes en Bruselas

BarcelonaActualizado:

Carles Puigdemont está dispuesto a que se celebren otras elecciones autonómicas en Cataluña a finales de mayo o inicios de junio. El expresidente de la Generalitat, prófugo de la Justicia española en Bélgica, sigue defendiendo que el único presidenciable es él y, por lo tanto, no quiere oír hablar de nombres alternativos.

De esta manera, su última toma de posición es amenazar con hacer un llamamiento a los tres partidos independentistas (JpC, ERC y la CUP, que suman 70 escaños) para que no acudan al pleno de constitución del Parlament del próximo 17 de enero y bloquear, así, el inicio de la XII Legislatura catalana, ya que para tomar cualquier decisión en el pleno debe existir quorum, es decir, al menos 68 diputados presentes en el hemiciclo. Para coordinar su estratagema, Puigdemont ha convocado a los diputados electos del Junts per Catalunya en Bruselas para este viernes, solo cinco días antes del 17 de enero.

Sin embargo, el entorno de Puigdemont empieza a valorar la posibilidad de tener que trabajar con un plan no previsto inicialmente, que consistiría en aceptar la formación de un gobierno catalán independentista en Barcelona, meramente técnico y bajo la presidencia de una persona como Jordi Sànchez, expresidente de la ANC, actualmente en prisión preventiva y número dos en la lista de JpC el 21-D; y otro, político, en Bélgica, que lideraría el mismo Puigdemont. Desde el PDECat señalan a ABC que la operación Sànchez sería una posibilidad que ERC no podría rechazar y es el único nombre que el entorno de Puigdemont ve con opciones de que el expresidente autonómico acepte para sustituirlo.

Pese a todo, Puigdemont sigue manteniendo el pulso (doble, frente al Gobierno y el Estado de Derecho, por un lado, y frente a ERC, por otro) y ayer mismo se filtró que no renuncia a volver a España, siempre y cuando lo haga en calidad de presidente de la Generalitat, una vez el Parlament le haya elegido mediante el método del voto telemático y haya defendido su candidatura por videoconferencia. Dos opciones que el Reglamento del Parlament no recoge para su situación y que Cs, el PSC y el PP ya han adelantado que, si la Mesa recurre a esta interpretación, la decisión acabará en los tribunales.

En este sentido, Roger Torrent, portavoz autorizado de ERC, recordó que la formación que lidera Oriol Junqueras desde la cárcel de Estremera (Madrid) no es partidaria de que se utilice la videoconferencia para la investidura del presidente de la Generalitat, pero ayer dejó en manos de los letrados de la Cámara legislativa la posición de ERC. «Hay aspectos técnico-jurídicos que no corresponde a ERC valorarlos. Corresponde a los letrados definir cómo se interpreta el Reglamento del Parlament», indicó Torrent.

De esta manera, si los letrados señalan en su previsible informe que Puigdemont ha de estar presente en el hemiciclo para su investidura y ERC decide posicionarse según la opinión de los letrados, Puigdemont podría forzar el bloqueo (evitando el quorum el día 17) y acercar Cataluña a unas nuevas elecciones autonómicas.