ELECCIONES EN GALICIA 2016 Todos ganaron el debate a cinco

Feijóo, al que Leiceaga ve «sobrado», fue el único que no quiso valorar la contienda

Los candidatos minutos antes de inciarse el debate del pasado lunes
Los candidatos minutos antes de inciarse el debate del pasado lunes - EFE
DARÍO DOMÍNGUEZ - @abcengalicia Santiago - Actualizado: Guardado en:

Los instantes después de un debate electoral son similares a los de después de una noche electoral. Todos los partidos encuentran buenos motivos para presentarse ante el público como ganadores, y la autocrítica rotunda solo suele aparecer cuando se ha caído con un estrépito inapelable. Ayer no fue menos. Alberto Núñez Feijóo, que consiguió salvar las embestidas de sus cuatro rivales —e incluso hacer mella en alguno de ellos— evitó hacer nuevas declaraciones para no eclipsar el mensaje de su acto en Vigo.

Sin embargo, ya valoró la contienda el líder del Partido Popular nacional en su visita a Ribadavia. Mariano Rajoy, que superó una situación similar en el debate a cuatro del pasado mes de junio, aseguró haber visto al barón gallego «sublime» ya que, a su entender, se mostró como «el más seguro, sólido y solvente», en declaraciones a ABC.

También Pedro Sánchez se refirió al programa del día anterior, para reprochar a Feijóo que «sigue la misma política de brazos cruzados que Rajoy». Mientras tanto, el aspiranteFernández Leiceaga, al que por momentos se le vio crispado y fuera de lugar, acusó al presidente de la Xunta de «pintar una Galicia virtual» y de ir «sobrado». Del mismo modo, reconoció que quedaron muy claras las dos alternativas, la de un Gobierno liderado por el popular o la entente de izquierdas.

También pareció cómodo con ese marco el aspirante de En Marea. El exjuez Luís Villares admitió que se le pudo ver nervioso durante la emisión, y se justificó en ser «neófito» en tales lides. Con todo, señaló sentirse satisfecho y animado con el resultado, ya que entiende que entre los tres partidos izquierdistas consiguieron «desmontar» a Feijóo, al que tachó de candidato «agotado, sin ideas de ningún tipo».

Pontón, reforzada

La aspirante que más reforzada salió para el resto de campaña del debate fue la nacionalista Ana Pontón, que se valió de experiencia parlamentaria para ejercer de líder de la oposición durante muchos de los compases del programa. La cabeza de cartel del Bloque entiende que su partido «demostró que tiene propuestas, alternativas serias y conoce el país», y pidió que haya nuevos choques de candidatos televisados.

Por su parte, Cristina Losada insistió en su estrategia de criticar a los populares con argumentos similares a los que se utilizan desde la izquierda, pero intentar convencer a los votantes de que lo apoyarán en una investidura en la que sean necesarios. Así, la candidata de Ciudadanos en la Comunidad, cuya formación llegó a proponer a Feijóo como recambio de Rajoy, opinó que el Partido Popular se encuentra «alejado de la ética política», pero prometió que los votos que reciba servirán para «controlar» la gestión del presidente de el Gobierno autonómico.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios