Economía

El FMI pide a Venezuela combatir la hiperinflación, que alcanzará el 2.200% en 2017

La aceleración de la inflación, según el organismo, se debe a la «creciente escasez» y a la monetización de grandes déficits fiscales

Christine Lagarde, directora gerente del FMI
Christine Lagarde, directora gerente del FMI - AFP
EP Caracas - Actualizado: Guardado en:

Venezuela necesita con "urgencia" un programa económico "bien planificado" para estabilizar su situación macroeconómica, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), que proyecta que la economía venezolana se contraerá un 10% en 2016 y un 4,5% en 2017 y que la inflación se incrementará hasta el 720% en 2016 para alcanzar el 2.200% en 2017.

En la actualización de su informe sobre perspectivas económicas de América Latina, la institución dirigida por Christine Lagarde atribuye la recesión venezolana al declive en la producción de petróleo, la falta de bienes intermedios, los controles de precios y otras regulaciones y controles administrativos generalizados, así como a la "violación" de los derechos de propiedad, "lo que deteriora el clima empresarial".

La aceleración de la inflación, según el FMI, se debe a la "creciente escasez" y a la monetización de grandes déficits fiscales, "lo que hace que la hiperinflación sea un escenario realista". Asimismo, debido a la falta de divisas, "el diferencial entre el tipo de cambio oficial y el tipo vigente en los mercados informales se ha ampliado por un factor de 100".

Por otra parte, la institución alerta de que las condiciones sociales "se han deteriorado" como consecuencia de la mayor escasez de alimentos y medicinas y de la caída del poder adquisitivo de los venezolanos.

Por ello, el FMI urge a establecer un plan económico "bien planificado" que estabilice la situación macroeconómica, lo que requiere "un ajuste fiscal para reducir el financiamiento monetario, eliminar las distorsiones, como los controles de precios y la desalineación del tipo de cambio, y reformar los marcos regulatorios en todos los niveles a fin de mejorar el clima empresarial". Además, insta a crear una red de protección social "sólida".

Recesión en América Latina

Respecto América Latina y el Caribe, el FMI prevé que la contracción económica "toque fondo" en 2016 para después registrar una "recuperación moderada" en 2017, por lo que estima una recesión del 0,6% este año y un crecimiento del 1,6% el siguiente.

No obstante, alerta de que la "floja" demanda externa y el "bajo precio" de las materias primas continúan afectando las perspectivas de la región, por lo que el fondo apunta a un crecimiento potencial "menor", lo que refuerza la "necesidad" de llevar a cabo "reformas estructurales" para estimular la capacidad productiva. Así, el FMI recomienda mantener la "flexibilidad" en los tipos de cambio como "defensa" ante 'shocks' adversos.

Respecto a la inflación, que prevé que se reduzca hasta el 5,1% en 2016 para continuar esta tendencia descendente y alcanzar el 3,9% en 2017, la institución con sede en Washington asegura que "ya no es necesario" mantener una política monetaria "contractiva", ya que el crecimiento de los precios está llegando a sus niveles objetivos.

"Con riesgos aún apuntando a la baja, los países deberían aprovechar el entorno financiero mundial favorable para recomponer sus defensas fiscales, pero preservando los gastos de capital y las erogaciones sociales de importancia crítica" concluye en FMI, que recomiendo monitorizar de forma más cercana las vulnerabilidades del sector financiero y empresarial.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios