Economía

El FMI no cree que la deuda pública de España baje del 100% del PIB hasta 2019

El organismo prevé que España tendrá un déficit del 4,5% del PIB este año y del 3,1% el siguiente, por lo que cumpliría los objetivos de Bruselas

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde
J. T. - @Abceconomia Madrid - Actualizado: Guardado en:

El pasivo de las administraciones, que se ha triplicado durante la crisis, tardará bastantes más años en reducir su tamaño. El objetivo de deuda pública del Gobierno para este año es del 99,1% del PIB pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) no cree que España logre este porcentaje hasta 2020. El organismo con sede en Washington ha publicado un informe sobre el estado de las arcas públicas de 35 países miembros en el que prevé que España no bajará del 100% del PIB de deuda pública hasta 2019.

Según los cálculos del FMI, el pasivo de las administraciones cerrará este año en el 100,1% del PIB –un punto por encima de lo previsto por el Ejecutivo–, y se irá al 100,2% en 2017 para mantenerse en el 100% en 2018 y bajar de la frontera de los tres digitos en 2019, cuando descienda al 99,2%.

Pese a que el FMI augura un panorama difícil para las cuentas públicas españolas cree que el Ejecutivo cumplirá con las metas de déficit apalabradas con la UE. En sus pronósticos, el desequilibrio entre gastos e ingresos públicos alcanzará el 4,5% del PIB este año, por debajo del 4,6% establecido por la UE. El próximo ejercicio se reducirá al 3,1%, precisamente el límite que traza Bruselas para 2017. Tras ello, España bajaría del 3% del PIB en 2018 y así saldría del Procedimiento de Déficit Excesivo.

El organismo dirigido por Christine Lagarde, asimismo, prevé que España reduzca sus ingresos públicos del 38,2% del PIB de 2015 al 37,4% en 2016. Tras ello se estabilizará en el 38% del PIB en los próximos años. En cuanto al gasto de la Administración adelgazará del 43,3% del PIB al 41,9% en 2016 y al 41,1% en 2017, para acabar poco a poco en el 40% en 2021.

En uno de los puntos que la Comisión vigila con mayor ahínco, el déficit público primario –es decir, el desfase entre ingresos y gastos descontado el pago de intereses de deuda–, el FMI estima que España lo reducirá del 2,4% del PIB al 2% y el próximo año lo recortará aún más hasta el 0,8%. La Comisión Europea reclamó a España un recorte del déficit estructural de 5.000 millones (un 0,5%) en 2016 y 2017.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios