Economía

Juncker duda de la contratación de Barroso por Goldman Sachs por el papel del banco en la crisis

El presidente de la CE ha pedido a un comité ético «ad hoc» que examine si el nuevo cargo de Barroso se adecúa al código de conducta

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (d)
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (d) - EFE
EFE Bruselas - Actualizado: Guardado en:

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, afirmó hoy que la contratación de su predecesor, José Manuel Durao Barroso, por Goldman Sachs, plantea dudas por el papel de ese banco de inversión en la última gran crisis económica y financiera.

"Yo he dicho que no importa que vaya a ocupar una función en un banco privado, pero no en ese, porque Goldman Sachs ha sido uno de los que han contribuido, sabiéndolo o no, a la emergencia de una crisis financiera y económica enorme en los años 2007, 2008, 2009", dijo Juncker en una entrevista realizada por creadores de la plataforma audiovisual YouTube.

Juncker indicó que el nombramiento le suscitaba "preguntas" a pesar de que Barroso esperó más de los 18 meses que marca el código de conducta de la CE para que sus antiguos miembros accedan a otros empleos.

El político luxemburgués ha pedido a un comité ético "ad hoc" que examine si el nuevo cargo de Barroso se adecúa al código de conducta, cuyo nivel de exigencia "no existe en ninguno de nuestros Estados miembros".

Juncker, que calificó a Barroso de "amigo", aseguró que, en general, no ve "grandes problemas en que se una al sector financiero, otros lo han hecho".

Preguntado por si teme que comparta con el banco de inversión la sabiduría adquirida durante diez años al frente del Ejecutivo comunitario, Juncker respondió: "Si una persona se va de una gran empresa para convertirse en ministro nadie se haría preguntas".

En ese caso, comentó, no se cuestionaría que pusiera al servicio de un gobierno la experiencia lograda en el sector privado. "Pero si deja la esfera política para irse a la privada, algo que es normal en Estados Unidos, donde hay una mezcla de puestos públicos y empleos privados, entonces todo el mundo se hace preguntas", consideró.

Como representante de un grupo de interés

La Comisión Europea ya ha confirmado que Barroso perderá a raíz de su nuevo empleo los privilegios de trato que se reservan a los antiguos presidentes y comisarios, y que en sus visitas a la sede comunitaria será tratado como un lobista.

En una carta dirigida a Juncker, Barroso lamentó precisamente las "dudas" sobre su integridad por el hecho de trabajar con Goldman Sachs.

"Esas afirmaciones carecen de fundamento y son completamente inmerecidas. Son discriminatorias contra mí y contra Goldman Sachs", indicó el ex primer ministro portugués en su misiva.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios