Economía

India, a vueltas con el dinero en efectivo

La retirada de dos billetes de rupias la semana pasada ha generado un gran descontento social y ha generado importantes críticas entre los comerciantes

Una mujer muestra su dedo teñido con tinta permanente después de cambiar por otros nuevos los billetes retirados de la circulación la semana pasada, en una sucursal bancaria en Bhopal, en la India
Una mujer muestra su dedo teñido con tinta permanente después de cambiar por otros nuevos los billetes retirados de la circulación la semana pasada, en una sucursal bancaria en Bhopal, en la India - EFE
S.E. Madrid - Actualizado: Guardado en:

Cuando Narenda Modi, primer ministro indio, anunció la semana pasada que se suprimirían los billetes de 500 y 1.000 rupias (7,3 y 15 dólares) el objetivo estaba claro: combatir el fraude para sanear la economía del país. Tan solo unos días después de que esta medida se pusiera en marcha, sin embargo, su propósito ha quedado en entredicho.

Las rentas más bajas del país, que son muy dependientes del dinero en efectivo, se han visto muy perjudicadas por la retirada de estos dos billetes. Miles de personas han hecho cola en bancos de Nueva Delhi y Bombay con la esperanza de cambiar sus billetes ya sin validez. El Gobierno ha impuesto tanto un límite diario (4.500 rupias) como una fecha tope para realizar esta operación (31 de diciembre), por lo que las aglomeraciones han sido una constante en esta semana.

Este caos ha dado alas a los estafadores. Determinados grupos se las han ingeniado para lavar su dinero negro en varias entidades financieras el mismo día y evitar así la limitación del Gobierno. Para evitar que estas prácticas se reproduzcan, el Gobierno ha tomado la decisión de marcar con tinta permanente sus nuevos billetes de 500 y 2.000 rupias para asegurarse de que las personas cambian los billetes antiguos solo una vez.

Un alto funcionario del Ministerio de Finanzas ha asegurado que la tinta permanente, también usada para frenar la votación múltiple en las elecciones de India, prevendrá que «personas sin escrúpulos» envíen a gentre de una sucursal a otra para cambiar los billetes antiguos. «Las mismas personas vienen una y otra vez», ha asegurado el secretario de Asuntos Económicos, Shaktikanta Das.

La polémica también ha destapado las contradicciones de India. Mientras se producen estas limitaciones al dinero en efectivo, los medios de comunicación se hacen eco de la «boda del año» rodeada de extravagancias. El enlace está protagonizado por la hija del magnate minero y expolítico Janardhana Reddy -quien está en libertad bajo fianza tras pasar por la cárcel acusado de corrupción- y cuenta con 50.000 invitados a las celebraciones, que en la India duran varios días.

Mientras, la retirada de estos dos billetes provoca un gran descontento social y lastra a multitud de comercios, acostumbrados a recibir dinero en efectivo. La mejora económica, el objetivo final de la propuesta de Modi, parece más lejana ahora que hace un par de semanas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios