Economía

De Guindos asegura que los cálculos de déficit del Gobierno irán en línea con los de Bruselas

El ministro de Economía ha negado haberse molestado por las críticas del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, a los cálculos económicos que maneja su Gobierno

El ministro de Economía, Luis de Guindos - EFE
EFE Luxemburgo - Actualizado: Guardado en:

El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis De Guindos, ha confiado este martes en que sea posible formar Gobierno a finales de este mes y ha destacado que una de las tareas más importantes o "la más importante" del mismo será elaborar un nuevo presupuesto que no sea una prórroga del de este año.

«Antes del 15 de octubre no vamos a tener evidentemente un Gobierno. Vamos a mandar un presupuesto sin modificaciones de política presupuestaria, de política fiscal. Y espero, estoy confiado, que pueda haber un Gobierno antes de muy finales del mes de octubre», ha respondido tras ser preguntado por la nueva ronda de contactos con los líderes de las formaciones políticas convocada por el rey Felipe VI.

Luis de Guindos ha negado este martes haberse molestado por las críticas del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, a los cálculos económicos que maneja su Gobierno y adelantó que sus proyecciones para el déficit para 2017 "no diferirán en absoluto" de las cifras de Bruselas.

"En esta vida uno tiene que estar acostumbrado. Me molestaría que creciéramos al 0,5% o 0,6% del PIB o que no creáramos empleo. Pero después, los comentarios, en absoluto. El señor Dijsselbloem valora con alta estima la evolución de la economía española", aseguró el ministro en funciones de Economía.

Dijssebloem afirmó el lunes que en los últimos años ha habido "bastantes debates entre España y la Comisión sobre la calidad de las cifras, y cada vez ha resultado que la Comisión tenía razón", por lo que instó al Gobierno liderado por Mariano Rajoy a que "realmente verifique sus cifras y asunciones antes de ponerlas" en su inminente proyecto presupuestario.

A su llegada al encuentro con sus homólogos de la Unión Europea, el Ecofin, De Guindos recordó que el Gobierno está en funciones, por lo que deberá enviar a Bruselas en los próximos cuatro días, antes del 15 de octubre, un presupuesto sin cambios en la política económica y fiscal, pero con las cifras de crecimiento y déficit actualizadas.

"El déficit estará por encima del 3,1% previsto (y exigido a España por sus socios para 2017) y cuando haya un nuevo gobierno, tendrá que tomar medidas para irnos al 3,1%", aseguró, al recalcar la disposición del Gobierno a continuar reduciendo su desvío.

"Nosotros este año hemos dicho que vamos a cumplir con el 4,6%, con dos décimas (del déficit correspondiente) de ayudas financieras. Es decir, que al final va a ser el 4,4% este año y para el año próximo de momento no podemos tomar medidas, únicamente proyectar el presupuesto de 2016 al 2017 con una modificación de los estabilizadores automáticos", apuntó.

No muy lejos del compromiso

De Guindos adelantó que el déficit proyectado para 2017 "no estará muy lejos" del 3,1% comprometido y que no diferirá de los últimos números barajados por Bruselas, que apuntan a un desvío del 3,3 %.

Sobre "las cifras que vamos a presentar el viernes (al Consejo de Ministros), el cálculo de la aportación del ciclo, del esfuerzo estructural, ya fue prácticamente realizado por la Comisión Europea en el mes de julio. Y las cifras del Gobierno español no van a diferir en absoluto de las que presentó la propia Comisión", afirmó.

El pasado 27 de julio, la Comisión indicó que espera que España acumule un déficit del 4,6 % este año, del 3,3% el próximo y del 2,7% el siguiente.

Después de eludir en verano una multa por haber incumplido sus objetivos de reducción del déficit el año pasado, España se ha comprometido ahora a reducir su desvío al 4,6% este año, el 3,1% el siguiente y el 2,2% en 2017.

Trato de favor

El ministro en funciones de Economía también ha sostenido que Caixabank no sufrió un trato discriminatorio respecto a Deutsche Bank en las pruebas de estrés realizadas en verano a la banca europea, en las que la entidad alemana pudo anotarse los beneficios de una venta no cerrada.

El ministro hizo referencia a la información publicada por el diario "Financial Times" que apunta a que Deutsche Bank recibió un trato especial en esta evaluación a raíz de una concesión acordada por su supervisor bancario, el Banco Central Europeo (BCE), que ha negado el trato de favor.

"No voy a entrar en casos concretos, el BCE y la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) han hecho consideraciones al respecto y estoy convencido de que no ha habido un trato discriminatorio", dijo por su parte De Guindos.

Según el "Financial Times", en los resultados de las pruebas del Deutsche Bank se incluyeron los beneficios de la venta de su participación en la entidad china Hua Xia, si bien este acuerdo no estaba terminado para finales de 2015, la fecha límite para incluir las transacciones, lo que le habría permitido elevar su ratio de capital del 7,% al 7,8 %.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios