Economía

La Fiscalía exige más de 30 millones a Globalia por fraude en las subvenciones

El Ministerio Fiscal pide, asimismo, que la sociedad matriz de Air Europa no reciba ayudas públicas ni incentivos fiscales durante 10 meses

Aviones Boeing 737 de Air Europa
Aviones Boeing 737 de Air Europa - EFE

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha reclamado a Globalia, empresa matriz de Air Europa y Viajes Halcón, una multa de 9,59 millones de euros y una indemnización de 22,78 millones de euros por fraude en las subvenciones que otorga el Ministerio de Fomento a las aerolíneas para que estas rebajen el importe de los billetes de los residentes en las islas Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla. En su escrito de acusación el Ministerio Público denuncia que desde octubre de 2010 a junio de 2013 el grupo defraudó un total de 19,18 millones de euros, tanto en la venta de billetes minorista como en la comercialización a grupos de aficionados, publicidad y mayoristas.

La indemnización exigida coincide con la deuda por este supuesto fraude, a la que se suman 3,6 millones en concepto de intereses. La Fiscalía pide, además, «la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho de gozar de subvenciones o incentivos fiscales o de la Seguridad social durante el período de diez meses».

En el texto, al que ha tenido acceso ABC, recuerda que Globalia ya ha consignado 15 millones de euros, aportados mediante avales bancarios el 5 de noviembre de 2015, «para garantizar la responsabilidad que pudiera derivarse de la investigación en al represente causa».

Asimismo, la compañía presidida por Juan José Hidalgo ha encargado a la consultora Pwc (antigua Pricewaterhousecoopers) una investigación para «detectar los concretos fallos y negligencias cometidas hasta la fecha» y ha suscrito un «compliance program» (plan de prevención de delitos en el ámbito de la empresa) con el fin de «adoptar las medidas de vigilancia y control oportunas que aseguren en la medida de lo posible que en el futuro no se incurra nuevamente en estas ni en otras actividades contrarias a la ley».

El Ministerio Público realiza una descripción del procedimiento que llevó a cabo la empresa, que contaba con la sociedad cabecera Globalia Corporación Empresarial como máxima «beneficiaria». La principal «característica» de dicho fraude consistía en liquidar con la Dirección General de Aviación Civil cantidades «superiores a los que figuran o bien ni siquiera figuran en las facturas emitidas por las agencias comercializadoras».

De manera paralela, la empresa suscribió «contratos de intercambio de publicidad y descuentos a grupos de aficionados y particulares, que luego no se vieron deducidos debidamente en las certificaciones de bonificación presentadas mensualmente por la compañía aérea al Ministerio de Fomento, logrando un lucro por parte de las entidades del Grupo Globalia», según dicho escrito.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios