Economía

Esto es lo que cuesta tener un trabajador en plantilla

El empleador no solo abona el salario base, sino que tiene que hacer frente también a otros conceptos

Una oficina de empleo en Alicante
Una oficina de empleo en Alicante - Juan Carlos Soler
DANIEL CABALLERO - @abceconomia Madrid - Actualizado: Guardado en:

Un negocio tiene muchos y diversos gastos pero, sin duda, los costes laborales de tener un empleado en plantilla consumen gran parte del presupuesto. Los datos de paro continúan reduciéndose en 2016, mientras que también lo hace el coste para el empleador de contratar nuevos trabajadores.

Según la encuesta de coste laboral publicada por el INE correspondiente al segundo trimestre de 2016, la cuantía media a desembolsar por empleado quedó en 2.589,08 euros mensuales, lo que supone una rebaja del 0,1% en términos interanuales. Así, se modera la caída del 0,2% interanual experimentada en el primer trimestre del año. Pero... ¿qué incluye esa cantidad?

Hay que hacer una distinción clara entre costes salariales y los que no lo son: 1.943,01 euros correspondieron a los primeros, mientras que los 646,07 restantes se identificaron con los segundos.

En el caso de los costes salariales, estos incluyen el salario base, los complementos, las horas extraordinarias y los atrasos. Por contra, los no salariales están conformados por diversas partidas, concretamente tres.

La primera de ellas se refiere a las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, como las destinadas a cubrir contingencias comunes o las referidas a satisfacer las bajas por accidente de trabajo y enfermedad profesional. Éstas, del total de costes, consumían en el segundo trimestre 585,96 euros del total del coste laboral por empleado.

El segundo concepto se refiere a percepciones no salariales, las cuales ascendían a 74,16 euros. Concretamente, son las retribuciones que recibe el empleado por su relación laboral pero que no retribuyen el trabajo efectivo. Ejemplo de ello son las dietas de viaje y pluses de distancia.

En tercer y último lugar, con un coste prácticamente residual en el conjunto, se encuentran las subvenciones y bonificaciones, que tenían un coste para el empleador de 14,05 euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios