Economía

Banco Popular otorgará de nuevo un dividendo en efectivo en 2017

En 2015, el banco ha pagado un dividendo en efectivo y tres en «scrip dividend»

Ángel Ron, presidente del Banco Popular
Ángel Ron, presidente del Banco Popular - JUAN MANUEL SERRANO ARCE
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

El Banco Popular volverá al pago del dividendo en efectivo en 2017, ha explicado el consejero delegado Pedro Larena, en su primera reunión con analistas en Londres. Un encuentro en el que ha detallado los objetivos del Plan Estratégico del banco para 2016-2018 y las prioridades de la gestión para alcanzarlos.

Entre dichas prioridades, el banco, ha dicho Larena, volverá al dividendo en efectivo en 2017, en tanto que para 2018, prevé un «pay out» -porcentaje del beneficio que dedica al pago de dividendo- en efectivo del 40%, gracias a los elevados niveles de capital del banco. Afectada por la crisis, la entidad suspendió el pago del dividendo en 2012, pero en diciembre de 2013, el consejo del banco decidió reanudarlo y repartir 0,04 euros brutos por acción en febrero de 2014.

La fórmula de pago fue mediante el programa «scrip dividend», que ofrece al accionista la posibilidad de cobrarlo en acciones o efectivo. En 2015, el banco ha pagado un dividendo en efectivo y tres en «scrip dividend».

En un comunicado remitido hoy por el Banco Popular, la entidad ha explicado que Larena, que ocupó el cargo de consejero delegado el pasado 1 de septiembre, ha trasladado a los analistas otras de las prioridades del banco para conseguir sus objetivos estratégicos, entre los que destaca la rápida reducción de activos no productivos, aumentando el nivel de provisiones, y recurriendo para ello a los 2.500 millones que obtuvo en la ampliación de capital anunciada en junio.

Una de las opciones que plantea el banco para la desinversión de los activos no productivos es llevar a cabo la separación de 6.000 millones de euros de activos brutos a un vehículo que será totalmente independiente del banco.

Venta de activos

De la misma manera, Larena ha indicado que para lograr reducir el volumen de activos no productivos, el banco prevé varias fórmulas como la ventas de dichos activos al por menor, al por mayor, o mediante canales alternativos como internet (el banco quiere que este canal tome impulso).

Otra de las fórmulas que baraja el banco es vender estos activos mediante carteras al segmento medio del mercado. Larena ha detallado a los inversores la composición de los dos negocios del Popular, en la que el negocio principal representa el 83% del total de sus activos.

Este negocio, enfocado a la rentabilidad, está compuesto por la cartera de préstamos a pymes, empresas, hogares, negocios de consumo, banca privada y similares. El negocio inmobiliario y asociado, centrado en la desinversión de activos no productivos, representa el 17 % de los activos del banco, ha explicado el Popular.

Durante su reunión, Larena, que ha destacado a junio de 2016, el banco contaba con una rentabilidad del capital sobre recursos propios tangibles (ROTE) en su negocio principal del 16,2 %, ha trasladado a los analistas los objetivo del banco de normalizar la rentabilidad, mantener niveles confortables de solvencia y reforzar el rendimiento y rentabilidad de los negocios especializados.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios