Conchita Martínez posa con el equipo español en una eliminatoria en Rumanía
Conchita Martínez posa con el equipo español en una eliminatoria en Rumanía - EFE
Tenis

Tomás Carbonell: «Jamás viviremos de espaldas a los jugadores»

La federación reconoce que la opinión de las mejores raquetas del circuito influyó en la no renovación de Conchita Martínez

Actualizado:

Justo cuando parecía que las aguas bajaban calmadas por fin en la Federación Española de Tenis (RFET) aparece una nueva tormenta que remueve los cimientos y pone patas arribas la raqueta nacional. La decisión de no renovar a Conchita Martínez como capitana del equipo de Copa Davis y Copa Federación, hecha pública el jueves por la noche, no le sentó nada bien a la aragonesa, que denunció una falta de respeto en las formas y criticó que se hubiera valorado poco el trabajo realizado para pacificar la situación anterior.

Esas palabras de la excapitana obligaron ayer a la federación a salir al paso para explicar su decisión. «En ningún momento se ha despedido a Conchita. Lo único que se ha hecho es no alargar su contrato y darle la oportunidad de elegir su futuro con más tiempo, antes de que acabara el año», explica Tomás Carbonell, vicepresidente de la RFET, en conversación telefónica con ABC. La normalidad con la que habla el dirigente contrasta con el malestar de Conchita, que ayer declinó hacer más declaraciones sobre su no continuidad en la federación. Una decisión apoyada por los jugadores, cuya opinión también será tomada en cuenta en la elección de los nuevos responsables de los equipos de Copa Davis y Federación.

«Lo único que puedo decir es que si no consultáramos con los jugadores para esta decisión tan importante, lo estaríamos haciendo mal, porque ellos al final son los que deciden si llegamos lejos o no en la Davis o en la Copa Federación. Pero a Conchita no la echan los jugadores. Al final, la decisión es de la Junta Directiva, que toma la decisión, pero para tomarla, antes consultamos y tenemos en cuenta muchos factores y uno fundamental sí son los jugadores», expresa Carbonell.

La federación no quiere dilatar el proceso de elección de los nuevos responsables de los equipos profesionales y ya ha mantenido conversaciones con diferentes candidatos, aunque la decisión final será consensuada con los grandes protagonistas de la competición. «Jamás viviremos a espaldas de los jugadores como se hizo en épocas pasadas. Su opinión siempre va a ser fundamental y no vamos a dar ningún paso sin consultarles», argumenta Carbonell.

El perfil que se busca es muy específico y descarta, a priori, a muchos aspirantes al cargo. «En mi opinión personal, tiene que ser una persona carismática y con liderazgo. Un exjugador que tenga capacidad de convicción, porque lo más complicado de su trabajo es conseguir que los mejores jugadores vengan a disputar la Davis. Por eso, es clave que tenga buena relación con ellos», indica.

Ferrero, Bruguera...

El proceso no debería alargarse más allá de la próxima semana, plazo que se ha marcado la RFET para desvelar el nombre de los capitanes. Juan Carlos Ferrero y Sergi Bruguera aparecen como aspirantes principales al puesto, con el catalán por delante. «Sí hemos mantenido contactos ya con algunos candidatos, pero hay que tener en cuenta que no es fácil, porque algunos de ellos están involucrados en otros proyectos de los que se tienen que desvincular para dar el sí a la federación», concluye Carbonell.