Fútbol

La Liga se defiende: «Los horarios no son caprichosos»

La patronal del fútbol espera duplicar en tres años los 650 millones que ahora ingresa por televisión

La Liga se defiende: «Los horarios no son caprichosos»

El objetivo de LaLiga es duplicar en tres años los 650 millones de euros que actualmente se ingresan en concepto de derechos de televisión a nivel internacional, según afirmó Javier Gómez, director general corporativo de la patronal de los clubes. Gómez recordó que en la temporada 2014-2015 esos ingresos eran de 225 millones de euros y que la dispersión horaria de las jornadas, a la que este año se le ha añadido un partido a las 13:00 horas del sábado, ha contribuido a mejorar esas cifras.

Así lo indicó en la conferencia «Fair play financiero», que impartió ayer en la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Valencia (UCV). Ante las críticas de muchos grupos de aficionados, Gómez aseguró: Los horarios no son caprichosos. El objetivo es que nuestro producto valga más y nos permita obtener mayores ingresos para de esta forma conseguir retener a los mejores jugadores, algo que solo se puede lograr si crecemos internacionalmente», agregó.

En esta sesión, Gómez insistió en que al margen de las pautas económicas previstas por la UEFA, Laliga implanta su propio mecanismo de control a los clubes desde la temporada 13-14. «La diferencia fundamental entre el control de la UEFA y el nuestro es que aquel se efectúa a posteriori y nosotros lo aplicamos antes de empezar la temporada», explicó.

Según Gómez, el sistema de la UEFA es bueno para confirmar «las autopsias cuando hay muertos», pero Laliga trata de que no se llegue a esa situación y por tanto estudia los estados financieros de los clubes antes de que comience la competición. «Les damos normas y les indicamos que el coste que la plantilla puede tener. En el momento en que se pasan, no inscribimos a sus jugadores», explicó.

Gómez añadió que el sistema «está dando buenos resultados» y recordó que el 30 de junio de 2012 el conjunto de los clubes, con la excepción del Barcelona y el Real Madrid, perdieron 216 millones de euros y que en la pasada y en la actual han ganado más de cien millones en cada una de ellas. «El endeudamiento de los clubes en 2013 suponía 2,8 veces sus ingresos y ahora el ratio es de 1,20. Las deudas con la Agencia Tributaria ha pasado de 650 millones de euros en 2013 a los 230 de la actualidad», puntualizó el director general corporativo de la LFP.

«Los clubes han dejado de vivir por encima de sus posibilidades. Eso ya es parte de la prehistoria. Ahora el fútbol español, salvo pequeñas excepciones, está saneado y pone su punto de mira en la Bundesliga que es una competición con una solvencia y una fuerza perfectas en sus balances», añadió.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios