Max Verstappen, durante la tercera sesión libre en Singapur
Max Verstappen, durante la tercera sesión libre en Singapur - Reuters

Fórmula 1 | GP de SingapurRed Bull domina; Alonso sueña

El español acaba cuarto la última sesión de entrenamientos libres en Singapur, en la que Verstappen se llevó el mejor tiempo

Actualizado:

Max Verstappen (Red Bull) fue el más rápido de la tercera sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Singapur, por delante del alemán Sebastian Vettel (Ferrari) y del líder del Mundial, el británico Lewis Hamilton (Mercedes).

Los coches de la escudería austríaca continuaron su dominio pero cambiaron al protagonista: del australiano Daniel Ricciardo (que fue sexto) a Verstappen, que estableció un registro de 1.41.829 —no obstante, más lento que los de la segunda sesión de ayer—, sacó 72 milésimas a Vettel y el doble a Hamilton,

Fernando Alonso (McLaren-Honda) fue cuarto y su compañero belga Stoffel Vandoorme quinto, después de haberse pasado sin rodarla primera mitad de la sesión por motivos técnicos. Por su parte, Carlos Sainz (Toro Rosso), fue duodécimo, a más de un segundo del mejor tiempo de la sesión.

El primero en subir un registro a la tabla de tiempos, en una sesión al atardecer con 29 grados centrígrados (35 en la pista) fue el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), que terminó finalmente octavo. Le siguió el Ferrari de su compatriota Raikkonen, que acabaría noveno en la tabla final.

El tiempo del tetracampeón alemán Sebastian Vettel (1:43.237) era el que dominaba en el arranque de la sesión, imbatible para su rival, el tricampeón británico Lewis Hamilton.

En el garaje de McLaren-Honda, Alonso y Vandoorme esperaban a solucionar algunos problemas en su monoplaza. Junto a los Renault, eran los únicos que no habían marcado tiempo en la primera media hora de sesión.

Los que confirmaban que sus buenas actuaciones de ayer eran los Red Bull, con Verstappen en la cúspide de la tabla de tiempos en el ecuador de los entrenamientos (1:42.249), un segundo más rápido que Vettel y dos décimas mejor que Ricciardo.

El único incidente de la sesión fue para el sueco Marcus Ericsson, que rompió el alerón trasero de su Sauber al derrapar en una curva y provocó la bandera roja y la retirada de todos los monoplazas a los garajes mientras los operarios del circuito retiraban los restos de la pieza. La bandera roja coincidía con la salida de los McLaren, que se quedaron sin marcar tiempo.

Cuando parecía que la sesión iba a caer de lado de un Red Bull apareció Vettel con su Ferrari para poner un tiempo tres décimas mejor que el último de Verstappen (1:41.919), que no obstante estaba aún lejos de los mejores tiempos de la noche del viernes.

El joven piloto neerlandés mejoró en 72 milésimas a Vettel para ponerse al frente de la pizarra con 5 minutos por delante. No obstante, acto seguido tuvo que ir a los garajes con un problema con la caja de cambios, que estaba «cambiando por sí sola», como notificaba el piloto a su equipo por la radio. No debió ser gran cosa, porque volvió a salir minutos después.

Para entonces, Alonso había podido por fin realizar su vuelta rápida, con excelentes resultados, un tiempo de 1:42.383 y el tercer mejor registro temporal de los presentes, seguido por su compañero Vandoorme.

Ambos fueron superados al final por Hamilton en el último ensayoantes de la clasificación.