Gran Premio de Brasil

La curva y el adelantamiento que hicieron llorar a Felipe Massa

El brasileño se despide del circuito de su ciudad en el que se creyó campeón del mundo por unos segundos

La curva y el adelantamiento que hicieron llorar a Felipe Massa

Felipe Massa se está despidiendo de la Fórmula 1, ya que en 2017 no tiene coche para conducir. Williams lo sustituido por el millonario canadiense Lance Stroll. En su penúltima aparición en este deporte, el brasileño va a pilotar en un circuito fetiche para él que terminó por convertirse en una maldición. Interlagos, en su ciudad natal, sao Paulo.

(Observa aquí el vídeo de aquella carrera en 2008)

En Interlagos, a pocos kilómetros de su casa, vivió Massa su adolescencia y juventud y también el episodio más terrible de su vida profesional, aquel adelantamiento de Hamilton a Glock en la última curva de la última carrera del Mundial 2008 que le otorgó su primer título al inglés y anuló la felicidad del brasileño.

Durante 20 tantos segundos, Felipe Massa fue campeón del mundo. Y luego sucedió lo inesperado. Al entrar en el abrupto giro a izquierdas de Juncao, Lewis Hamilton guió su McLaren por el interior, superó al Toyota de Timo Glock para coger el quinto lugar en aquella carrera y los cuatro puntos que necesitaba para inclinar a su favor la batalla por el Mundial de pilotos.

Felipe Massa ha permanecido durante 14 temporadas en la Fórmula 1, ha corrido para tres escuderías (Sauber, Ferrari y Williams) y ha ganado 11 carreras, de las cuales dos fueron en su circuito de Interlagos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios