Mapa de las Librerías

Cervantes: cuando ser librero es una cuestión genética

El padre de Concha, Alfredo Quirós, fue el fundador de esta librería, ubicada en Oviedo, y que en 2021 celebrará su centenario. Hoy es ella quien responde a nuestra preguntas

Entrada de la librería Cervantes, en Oviedo
Entrada de la librería Cervantes, en Oviedo - ABC

¿Por qué decidiste ser librera?

Creo que lo llevo en los genes. Mi padre, Alfredo Quirós, fue el librero fundador de Cervantes. Yo crecí en este lugar y todos mis recuerdos y afanes me traen aquí. Si desempolvo la memoria vuelvo a los días escolares en que del colegio volvía a Cervantes y me ponía a revolver los libros. En mi casa siempre se inculcó el amor a los libros.

¿Cuál es tu sección favorita de la librería?

Creo que responder a eso es como contestar a la pregunta de a qué hijo quieres más. Todas las secciones tienen un interés especial para mí y todas son necesarias.

Si tuvieras espacio infinito, ¿qué añadirías?

Pufff. Haría tantas cosas que no sé ni por dónde empezar a decirte. Más que espacio y dinero, necesito tiempo. Tengo un montón de ideas cada día. ¡Ja, ja! De todas ellas, voy poniendo en marcha algunas, pero otras quedan por el camino. He pensado la posibilidad de incluir un espacio para tomar café, colaborar con ONG’s para donar libros, intercambios de libros viejos… en fin, proyectos y proyectos.

¿A qué autor/a, ya fallecido/a, te habría gustado invitar a un club de lectura? ¿Y actual?

A nuestro patrono, Miguel de Cervantes. Daría mucho juego y estoy segura de que los lectores le harían muchas preguntas. En cuanto a un autor actual, me encantaría traer al escritor rumano Mircea Cartarescu que, en mi opinión, bien podría ganar el Nobel de Literatura.

¿Tu libro favorito?

Me resulta casi imposible seleccionar uno. Cada vez que leo un buen libro, pasa a ser mi favorito, hasta que le hinco el diente a otro igualmente bueno. Pero voy a darte un título que está siempre en mi pensamiento desde que lo leí, «El olvido que seremos», de Héctor Abad Faciolince. ¿Puedo decir otro? Ahí va: «Nos vemos allá arriba», de Pierre Lemaitre.

¿Cuál es la mayor sorpresa que te ha deparado un lector?

Recuerdo una anécdota que contaba mi padre sobre un joven cliente que quería comprar libros para su formación académica y sus posibilidades económicas eran muy escasas. Mi padre le contestó: «Vuelve cuando seas ingeniero de minas y me pagas». Y así fue.

¿Y la situación más extraña que has vivido?

Cuando llega una persona y nos pregunta: «¿Tienen libros?».

Si no estuvieras al frente de una librería, ¿qué estarías haciendo?

No concibo otra vida más que ésta. Me lo han preguntado mucha veces y, aunque tengo mucha imaginación, no alcanzo a verlo.

¿Cuál es el mejor recuerdo que guardas de las librerías de tu infancia?

Debería centrarme en mi librería, ya que la fundó mi padre y, como dije antes, volvía de la escuela y ya me metía entre libros. Así es que recuerdo el mimo con que mi padre tocaba los libros y el placer que sentía yo al ver llegar cajas con nuevos ejemplares.

¿Qué consejo le darías a alguien que abriera ahora una librería o que estuviera pensando hacerlo?

En principio, le diría que si ése es su sueño, que luche por conseguirlo. Una vez dicho esto, hay que tener presente los momentos económicos que vivimos y la preparación específica, que es necesaria en estos momentos. Cuando yo empecé todo era muy diferente. Salí adelante como autodidacta (aunque soy maestra y filóloga) y a base de leer, viajar mucho para conocer otras librería, incluso fuera de España, y pasar muchas horas en la mía.

¿Qué tiene de especial vuestra librería? ¿Por qué hay que visitaros?

A pesar de tener casi cien años (en 2021 celebraremos nuestro aniversario) y tener un espacio de 1.200 metros cuadrados, divididos en varias plantas, nunca hemos perdido nuestra esencia inicial: sentir que los clientes están en su casa, que podemos ayudarles, recomendarles y conseguir que salgan con una sonrisa y con un libro del que estamos seguros disfrutarán. Porque una de nuestras premisas es la atención personalizada. Además, otro de los motivos para visitarnos es que nuestra librería es preciosa.

Y la última: ¿qué libro, de reciente publicación, recomendarías a nuestros lectores?

Pues te diría que «La España vacía», de Sergio del Molino, es una lectura muy interesante para conocer muchas cosas de nuestro país. Es un ensayo en el que se enfrentan el mundo rural y urbano y se habla de los cambios que ambos han sufrido en los treinta últimos años.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios