ARCO 2016

El Círculo de Bellas Artes, sede del primer homenaje a la feria

En el simposio, que reunió a grandes personalidades del mundo del arte, destacó la intervención de Juana de Aizpuru

Paloma Primo de Rivera escucha el discurso de J. de Aizpuru
Paloma Primo de Rivera escucha el discurso de J. de Aizpuru - ISABEL PERMUY

Había mucho interés por escuchar a Juana de Aizpuru, una de nuestras galeristas más longevas e ideóloga de ARCOmadrid, de la que fue primera directora. Ella fue una de los grandes protagonistas de la jornada homenaje que se rindió a la feria el pasado 1 de febrero en el Círculo de Bellas Artes. Y hasta allí acudieron compañeros de profesión como Soledad Lorenzo, Oliva Arauna u Olga Adelantado; directores de museo como Manuel Segade; artistas como Manuel Antonio Domínguez o Juan Carlos Bracho; coleccionistas como Pilar Citoler o Manuel Urbano...

Aizpuru —presentada previamente por Carlos Urroz, director actual de la feria, que espera que esta sea una «edición excepcional», y que aprovechó su intervención para recordar a todos los que le precedieron—, volvió a demostrar que ella era Juana de ARCO, apelativo cariñoso con el que se la conocía en el sector, y transformó lo que tenía que haber sido una entrevista distendida con Paloma Primo de Rivera, autora del libro ARCO'82. Génesis de una feria, en una conferencia magistral con un único ponente. Y fiel a su estilo, la exdirectora fue desgranando cómo se introdujo ella en el mundo del arte y cómo la feria era algo necesario si queríamos internacionalizar nuestro arte; explicó cómo ARCO podría haber nacido en Barcelona, que la rechazó, y cómo los comienzos fueron difíciles («nadie quería venir a Madrid»); pero cómo «una Transición política modélica» y el lobby ejercido en la feria de Colonia en 1980 cambiaron las perspectivas. Y las visicitudes del primer año, lo alto que estaba el impuesto al arte (24%), al ser considerado objeto de lujo...

A la veterana galerista la precedió la mesa redonda 35 Aniversario de ARCOmadrid. Revisando el pasado; imaginando el futuro, dirigida por el crítico Calvo Serraller y que contó con la presencia de Miguel Zugaza, director del Prado, Elvira Mignoni y María de Corral. Mignoni invitó a no perder el nervio inicial de ARCO e hizo una llamada a los coleccionistas. De Corral subrayó su carácter cultural y pedagógico que luego han copiado todas las ferias del mundo. «En un país más dado a la crítica que a la alabanza, lo mejor que se puede decir es que sigamos haciéndolo como hasta ahora», expresó Zugaza.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios