«Figura de perfil (La hermana Anna Maria)», Salvador Dalí (1925)
«Figura de perfil (La hermana Anna Maria)», Salvador Dalí (1925)

Exponen una de las obras más importantes y desconocidas de juventud de Dalí

«Figura de perfil (La hermana Anna Maria)», que no se podía ver en público desde 1925, forma parte de la muestra «Salvador Dalí, aprendiz de pintor», que se inaugura mañana en el Museo Dalí de Figueres (Gerona)

FIGUERESActualizado:

El Museo Dalí ha presentado hoy la exposición que tiene como protagonista el cuadro «Figura de perfil (la hermana Anna Maria)», (1925), una obra que ha adquirido recientemente la Fundación Gala-Salvador Dalí tras pagar 2,1 millones de euros en una subasta en Londres.

La pintura, un óleo de 1925, está calificada según la directora del Centro de Estudios Dalinianos y comisaria de la exposición, Montse Aguer, como «una de las más importantes de la juventud del pintor, de esos primeros años como artista».

La exposición, que lleva por título «Salvador Dalí, aprendiz de pintor» y que se encuentra en una de las salas de las Loggies del Teatro Museo Dalí de Figueres (Girona), se inaugurará mañana al público y se podrá visitar hasta finales de 2018.

Este cuadro de nueva adquisición forma parte de esta muestra, que también alberga cuatro óleos más, entre los cuales dos que tienen como protagonista a la hermana del pintor: una naturaleza muerta y un retrato de Ramoneta Montsalvatge, quien también fue inspiración para artistas de la época como Federico García Lorca o Luis Buñuel.

Anterior a su salto al surrealismo

El óleo «Figura de perfil» muestra a su hermana, quien fue su modelo durante los primeros años como artista, en la casa que el padre del genio ampurdanés tenía en Cadaqués (Girona).

Anna Maria aparece sentada mirando hacia una ventana a través de la cual se puede ver un paisaje donde se aprecia el mar, lo que demuestra que esta obra es realista y que pertenece a una épocadonde Dalí era muy joven y aún no había dado el salto hacia el surrealismo que tanto lo caracterizó.

«Representa la tradición y a la vez la vanguardia del momento», ha indicado Aguer durante la presentación de la muestra, donde ha dado unas cuantas referencias sobre la pintura y ha explicado la preocupación y estudio de la geometría que caracterizaba al pintor.

Por lo que hace referencia a la exposición pública de esta obra, tan solo se tiene constancia de que formó parte de una exhibición en 1925 en las Galerías Dalmau, situadas en el paseo de Gracia de la capital catalana.

En ese momento, el que años más tarde se convertiría en uno de los genios más destacados del surrealismo tan solo tenía veintiún años y era prácticamente un desconocido en el mundo del arte.

La exposición constó de un total de cinco dibujos y diecisiete óleos del pintor inspirados principalmente en su hermana, su padre y en paisajes, entre los cuales destacaba principalmente la reconocida «Figura en una ventana», (1925), que actualmente se encuentra en el Museo Reina Sofía de Madrid.

Aires de los años veinte

A través de esta referencia histórica y recordando que mañana, día en que se inaugurará al público la muestra, se cumplen 92 años del apertura de las Galerías Dalmau, el Museo ha querido recrear con esta exhibición los aires de esa época.

De este modo y para recuperar el espíritu de aquel momento, han optado por tapizar la pared de la sala y acompañar los cuadros con unos marcos inspirados en el estilo de la época, además de escoger una tipografía ambientada en los años 20 para los pequeños textos que acompañan a los cuadros de la muestra.

Esta será la primera vez, después de 1925, que «Figura de perfil» se exponga al público ya que, tal como ha explicado la directora del museo y comisaria de la exposición, el cuadro fue adquirido por el reconocido farmacéutico y amigo de la familia Dalí, Joaquim Cusí, por quinientas pesetas y, durante años, formó parte de distintas colecciones privadas