Ciencia

La NASA descubre un extraño meteorito de hierro en Marte

Tiene el tamaño de una pelota de golf y atrajo la atención de los científicos por su forma de huevo y su superficie oscura y lisa. Es una roca de metal que cayó en el planeta hace millones de años

La roca fue analizada y descubierta por el rover Curiosity, de la NASA
La roca fue analizada y descubierta por el rover Curiosity, de la NASA - NASA
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en:

El rover Curiosity, un vehículo de exploración de la NASA tan grande como un coche pequeño y con un peso de 900 kilogramos, ha descubierto recientemente un extraño meteorito de hierro sobre la superficie de Marte.

Los científico del proyecto «Mars Science Laboratory» (MSL) detectaron una roca de rara apariencia el pasado 27 de octubre, gracias a la cámara «MastCam», un instrumento que tiene como función estudiar el paisaje marciano.

Después de detectar el meteorito, los científicos acercaron al robot a echar un vistazo con un avanzado instrumento, el sensor «ChemCam», un aparato capaz de tomar imágenes y de analizar la composición de los materiales gracias a un espectrómetro láser.

Primer plano del meteorito
Primer plano del meteorito- NASA

«El color oscuro, suave y lustroso del blanco, y su forma esférica, atrajeron la atención de los científicos», explicó en un comunicado de la NASA Pierre-Yves mesln, científico implicado en el instrumento «ChemCam».

Gracias a estos análisis, Curiosity ha confirmado que la roca, del tamaño de una pelota de golf, es un meteorito de hierro y níquel que cayó desde las alturas. También está enriquecido con fósforo y otros elementos menores, lo que es una rara excepción en este tipo de objetos.

Rocas del espacio

Los meteoritos de hierro y níquel son comunes en la Tierra, y ya se ha encontrado otros en Marte pero esta «roca huevo» ha sido la primera en ser analizada con los refinados sensores de Curiosity. Se cree que este tipo de rocas de hierro se originan normalmente cuando el material de los asteroides se funde y se forma un núcleo central.

El rover Curiosity, de la NASA
El rover Curiosity, de la NASA- NASA

«Los meteoritos de hierro son una huella de muchos asteroides que se rompieron, y que dieron lugar a fragmentos en sus núcleos que luego acabaron en la Tierra y en Marte», ha dicho Horton Newsom, otro de los investigadores del instrumento «ChemCam». «Quizás Marte tiene una población distinta de asteroides que la Tierra», ha sugerido.

Aparte de esto, estudiar los meteoritos de Marte puede indicar cuánto tiempo han estados expuestos al medio ambiente, y así entender cómo evolucionó el paisaje. En este caso, parece que el meteorito cayó a Marte hace millones de años.

La roca fue encontrada en la formación de Murray, una zona montañosa de rocas sedimentarias que en el pasado fueron el fondo de lagos marcianos. Desde el mes pasado, Curiosity está investigando cómo las condiciones ambientales cambiaron allí, y ya se ha determinado que esta zona tuvo condiciones favorables para la vida microbiana, si es que alguna vez hubo vida en Marte.

Curiosity es el rover de exploración más grande y potente nunca enviado a Marte. Fue lanzado en 2011, y aterrizó en agosto de 2012, en el cráter Gale. La NASA ha informado que el robot está en buen estado, aunque ya ha funcionado durante el doble de tiempo para el que estaba previsto. Por desgracias, algunos de sus instrumentos están comenzando a mostrar señales de deterioro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios