EMERGENCIAS

Un simulacro de terremoto y tsunami en San Fernando

El ensayo recreará un seísmo de magnitud 5,8 grados en la escala de Richter, a 55 kilómetros de profundidad

SAN FERNANDOActualizado:

San Fernando acogerá los próximos días 25 y 26 de octubre un simulacro de terremoto e inundación de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en cuyo desarrollo colaboran el Estado, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de San Fernando y con el que se pondrán a prueba los mecanismos de coordinación y respuesta de las tres administraciones y de todos los que intervienen frente a este tipo de desastres naturales.

El simulacro se enmarca dentro de unas maniobras del II Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM II) de la UME, que se realizará entre los días 23 y 27 de este mes en este municipio gaditano, por lo que los vecinos de esta localidad podrán ver a partir del lunes movimientos de coches de emergencia que no se corresponden con una incidencia real, si no con el desarrollo de esta maniobra.

A lo largo del miércoles y el jueves, la Unidad Militar de Emergencias (UME), junto al Ayuntamiento de San Fernando, con sus servicios de seguridad ciudadana y emergencias locales; la Junta de Andalucía, a través de sus servicios de emergencia (112, Grupo de Emergencias de Andalucía – GREA-, Protección Civil, Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) e INFOCA), Cruz Roja Española en Andalucía, Consorcio de bomberos de Cádiz, Guardia Civil, el servicio de Protección Civil del Estado y diversas unidades de la Armada, pondrán en práctica los planes de emergencias en vigor y los protocolos de activación de todos los recursos que podrían participar en el dispositivo de respuesta ante una emergencia extraordinaria provocada por un terremoto e inundaciones en la localidad gaditana.

Impulso a la coordinación

La iniciativa, impulsada por la Delegación del Gobierno en Andalucía, se enmarca en un plan que desarrolla el Gobierno de España a escala nacional para mejorar la coordinación y la formación de los intervinientes en la respuesta a catástrofes de diferente índole, tal y como aconseja la nueva ley del Sistema Nacional de Protección Civil.

Este nuevo ensayo recreará un seíssmo de magnitud 5,8 grados en la escala de Richter, a 55 kilómetros de profundidad, con posterior inundación que causará daños personales y materiales de gravedad, afección a infraestructuras críticas y servicios esenciales. Esta situación obligará a los operativos a realizar construcciones de diques, búsquedas de víctimas, rescates acuáticos y en superficie, además de prestar asistencia sanitaria, apoyo psicosocial a las víctimas y albergue a los damnificados.

El ejercicio se ha diseñado atendiendo a los criterios de mayor realismo, proyección en tiempo real de recursos, incidentes simulados y actuación coordinada de todos los operativos e instituciones implicadas en la resolución de las emergencias para probar de forma efectiva los mecanismos de respuesta. Todo ello sin alterar el normal funcionamiento del municipio gaditano de San Fernando, que tan solo verá un incremento de vehículos de emergencia por la zona y la actuación de distintos intervinientes en enclaves de la localidad.

Los operativos participantes desconocen las incidencias que se van a recrear para que, tanto la dirección operativa de la emergencia, como los intervinientes que van a participar trabajen de forma coordinada y en equipo como si de un caso real se tratase.

La finalidad última del ensayo es consolidar la integración de todas las capacidades del ámbito local, autonómico y estatal; tanto civiles, como militares, para responder eficazmente a una situación de emergencia y/o catástrofe colectiva.

Intervención de la Armada

En las dos jornadas de actividad del ejercicio se activará el Plan de Emergencias Municipal (PEM) de San Fernando, el Plan Territorial de Emergencias de Andalucía ante el Riesgo Sísmico, así como el Plan de Emergencia ante el Riesgo de Inundaciones en Andalucía, ambos en su fase provincial. Una vez que se active esta fase, la dirección de la emergencia pasará del ayuntamiento a la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz.

Aunque no se simule una emergencia de interés nacional, se requerirá la in-corporación de las capacidades militares, tanto de la Armada, como de la UME, tal y como prevé Ley del Sistema Nacional de Protección Civil. Precisamente, uno de los objetivos del simulacro es probar la actuación de las Fuerzas Armadas en la intervención de una emergencia que suponga grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, en apoyo a las autoridades civiles. La Armada, con sus medios de la Flota y de Infantería de Marina, ha apoyado históricamente a la población en catástrofes.

El ejercicio reunirá a más de medio millar de efectivos de las tres administraciones entre la Unidad Militar de Emergencias, 112, GREA, Protección Civil local, autonómica y de la Delegación del Gobierno en Andalucía Infoca, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), Cruz Roja, así como el Consorcio Provincial de Bomberos de Cádiz, Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía, la Unidad Adscrita a la comunidad autónoma y la Policía Local de San Fernando, que trabajarán de forma coordinada y pondrán a prueba la eficacia de los planes.