EDUCACIÓN

Vuelta al ahorro también en el cole

La factura por regresar a las aulas se abarata, situándose entre los 30 euros y los 350 euros como máximo por alumno y solo en casos de uniformes obligatorios

Vuelta al ahorro también en el cole
MERCEDES MORALES Cádiz - Actualizado: Guardado en:

La crisis se llevó las grandes facturas de la vuelta al cole. Así que el regreso a unas aulas donde se volverá a estudiar francés como segundo idioma o a resucitar el viejo espíritu de las reválidas, nunca fue tan barato. Las hemerotecas nos devuelven en estos días unas cifras y unos gráficos estupendos en los que se explicaban los grandes desembosos que suponían para las familias gaditanas la vuelta al cole en los años en los que nos creímos ricos; entre 2004/2007.

Entonces se hablaba de facturas de hasta mil euros, en las que se incluía uniformes, libros, material escolar, primera mensualidad, comedor y transporte. Pero lo cierto es que la crisis arrasó también con algunas necesidades superfluas.

Ahora las familias de los 276.804 alumnos de todos los niveles educativos no universitarios de la provincia de Cádiz, que comienzan el curso a partir del lunes 12 de septiembre (1.884 menos que en el curso anterior) han abandonado los uniformes, a no ser que sean obligatorios.

Y si la uniformidad en el vestir forma parte del ideario del colegio, se estila mucho más tras la crisis el viejo recurso de aprovechar piezas (como las sudaderas, pantalones, polos) de hermanos y amigos. Mientras que la mayoría del alumnado de los centros públicos, en los que se aconsejaba llevar uniformes, ya se pasó esta moda.

Respecto a la inversión en libros, con el famoso cheque-libro, que la Junta de Andalucía aún mantiene, este capítulo del gasto casi desaparece. El cheque-libro supone un ahorro de 140 euros para los alumnos de Primaria y de algo más de 233 euros para los de Secundaria.

La excepción a la norma son los alumnos de Educación Infantil, que al no ser obligatoria, corre por cuenta de las familias. A estos pequeños estudiantes hay que sumarles la adquisición de más ropa nueva como uniformes y babis. Así, de tres a seis años, la factura de la Educación se eleva por la compra de libros hasta unos cien euros, más otros 60 u 80 euros de materiales, además del coste de la ropa escolar. La suma asciende, conteniendo un poco el gasto, a unos 350 euros.

En cuanto a los materiales escolares; lápices, bolígrafos, gomas y demás, se puede ajustar a unos 30 euros por niño en la etapa de Primaria. Y de ahí hasta los 90 euros, en el caso de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), etapa en la que se exigen materiales más específicos.

En cuanto al servicio de comedor, la presión en las solicitudes a la Administración Pública ha bajado considerablemente desde que aumentó el desempleo en las familias, especialmente entre las madres. De cualquier manera, el 90% de este servicio está subvencionado, para los casos en los que la situación económica familiar es delicada. El coste mensual de este servicio asciende a unos 90 euros por niño, pero cabe apuntar que es un gasto que se resta de la cesta de la compra mensual familiar.

La Unión de Consumidores de Andalucía (UCA-UCE) presenta en su informe de ‘Vuelta al Cole 2016’, que para el próximo curso el gasto «asciende a 375 euros en un colegio público, a unos 470 euros en un concertado y puede alcanzar los 1.050 en un centro privado».

En el caso de los centros de gestión privada, ya sean concertados o no, se suele sumar una cuota voluntaria para el mantenimiento de las instalaciones, que casi todas las familias abonan. En el caso de los centros públicos, este mantenimiento corresponde a los ayuntamientos y en caso de obras de envergadura, a la Junta de Andalucía.

El estudio de la Unión de Consumidores de Andalucía sí apunta como tendencia positiva de los últimos años «una mayor preocupación por la comparación de precios y la diversificación de las compras».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios