Daniel Romero-Abreu, junto con el director de LA VOZ.
Daniel Romero-Abreu, junto con el director de LA VOZ. - FRANCIS JIMÉNEZ
LA MIRADA ECONÓMICA

Romero-Abreu desvela el secreto para convertir las ideas en un negocio

El fundador de Thinking Heads fue este martes el protagonista de ‘La Mirada Económica’, donde hizo un repaso de su trayectoria empresarial

CÁDIZActualizado:

La palabra filosofía, ‘stricto sensu’, quiere decir «amor a la sabiduría». En la edición de este martes de ‘La Mirada Económica’, el foro empresarial que organizan LA VOZ y ABC, se ha dado un paso más y se ha enseñado cómo ese amor por el conocimiento, por las ideas, se puede rentabilizar. El encargado de dar con esa fórmula pitagórica ha sido el fundador de la consultoraThinking Heads, Daniel Romero-Abreu, que ante un Casino Gaditano lleno de políticos, empresarios y expertos en comunicación ha relatado cómo lo que empezó siendo una pequeña ‘start up’ se ha convertido en una empresa referente en apenas 15 años.

El foro-desayuno empresarial, que cuenta con el patrocinio de Alesur, Azvi, Bayport, Caja Rural del Sur, Carbures, Heineken, Hidralia, Viesgo y el Consorcio Zona Franca de Cádiz, arrancó puntual a las 9 de la mañana. El primero en tomar la palabra ha sido el director de LA VOZ, Ignacio Moreno Bustamante, que ha destacado que en ‘La Mirada Económica’ «siempre tratamos de traer a los mejores especialistas en cada materia, pero también de hacer patria chica y contar lo que se está haciendo en la provincia de Cádiz».

Con esas premisas, ha destacado la labor de Romero-Abreu, «que ha llevado el orgullo de ser gaditano desde la excelencia de su profesión. Ha ironizado con que este especialista en asesorar a los líderes «tendría mucho trabajo con algunos políticos de esta zona, aunque seguro que lo haría con agrado porque Daniel siempre está dispuesto a echar una mano ala provincia».

Moreno Bustamante destacó que Romero-Abreu une el orgullo de ser de Cádiz a la excelencia profesional

Justo después de un pequeño vídeo en el que se hablaba de la identidad de Thinking Heads, la empresa fundada por Romero-Abreu hace 15 años, el empresario ha tomado la palabra y lo ha hecho para reivindicarse como gaditano. Así, bromeó con la mezcla de sentimientos de dar la charla en Cádiz, «donde más a gusto me siento, pero donde más apuro me da porque aquí nos conocemos todos» y recordó que él era «un chico que vivía al lado de la plaza de toros y estudiaba en San Felipe Neri».

Un chico que se hizo universitario e ingresó en un colegio mayor en el que «me solía encargar de organizar eventos y conferencias para disgusto de mis padres, ya que en verano tenía que acabar recuperando las asignaturas que me quedaban por no haberles dedicado tanto tiempo». Y, sin embargo, esa distracción fue el germen de una empresa que se ha posicionado como líder en España y Latinoamérica. Una de las razones, ha revelado con humildad Romero-Abreu, es que «cuando con 23 años me interesé por el sector de la representación de conferenciantes no había absolutamente nada previamente en el mercado en español».

Los 32 ‘noes’ al proyecto

La idea que tenía el empresario gaditano era buena. Pero, como reconocía, «en el éxito se subestima muchas veces el azar, que es clave; eso sí, te tiene que pillar trabajando». Trabajando, porque preparó una presentación de lo que sería Thinking Heads y de cómo profesionalizar el sector de las conferencias, «por el que antes nadie cobraba». Y azar, porque a los 32 ‘noes’ que recibió su propuesta se opuso el ‘sí’ de un inversor «porque era una época en la que se podían prestar 300.000 euros a un inversor que tenía menos de 30 años».

Los encuentros empresariales de ‘La Mirada Económica’ tienen la característica de dirigirse a un público especializado, que agradece la sinceridad y no necesita de falsas humildades. «Nos fue bastante bien, en dos o tres años teníamos una buena cartera de conferenciantes, habíamos pasado a tener 27 trabajadores y teníamos una facturación de tres millones de euros». Con 26 años.

La crisis obligó a su empresa a pasar «de vender el Ferrari, al llavero del Ferrari»

Y entonces, llegó la crisis, cuya sola referencia ha hecho que alguno de los empresarios que estaban en el Casino Gaditano se revolviera un poco en su silla. «Teníamos unos conferenciantes de lujo, pero ya pocos podían pagar su ‘caché’ para las conferencias (Romero-Abreu insistió en que el conocimiento ‘si no se aprecia, se deprecia’); y pensé que si no podía vender el Ferrari tendría que vender al menos el llavero del Ferrari». Traducido a su negocio, habría que llevar el pensamiento del líder y no al líder. «Ahí creamos nuestra división editorial y desarollamos una sección audiovisual para hacer una suerte de ‘trailers’ de las conferencias».

La adaptación a las nuevas características del mercado llevó a ‘Thinking Heads’ a potenciar la presencia en redes sociales de los líderes que contrataban sus servicios, pero con el objetivo de «dar una mayor visibilidad a sus ideas, de que sus pensamientos tuvieran la oportunidad de difundirse».

La presencia de los líderes

El foro que organiza LAVOZ y ABC congrega habitualmente a un buen número de empresarios, políticos y expertos en el campo de la conferencia. En el caso de este martes no ha sido menos y en el salón del Casino Gaditano ha podido verse al presidente de la Confederación de Empresarios, Javier Sánchez Rojas y a otros rostros conocidos del mundo económico gaditano como Alfonso Pozuelo (delegado de Zona Franca), Rafael Fernández (presidente de Bayport), Miguel Urraca y José Manuel Cossi (de la Cámara de Comercio), Elena Crespo (jefa de Comunicación de Azvi), José Luis Trapero (consejero delegado de Hidralia), Francisco José Moreno (director de la Unidad de Negocios de Cádiz de la Caja Rural), Álvaro Herrera (director general de Alesur) o Joaquín Martín (director de Organización y Comunicación de Carbures).

Entre los asistentes al Casino Gaditano había numerosos miembros del mundo empresarial

También se ha podido ver a muchas caras conocidas de la política gaditana, como la diputada nacional por el Partido Popular Teófila Martínez y los portavoces municipales del Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos (Ignacio Romaní, Fran González y Juan Manuel Pérez Dorao). Y, haciendo la veces de anfitrión, se encontraba en el salón del Casino Gaditano Miguel Nuche, presidente de la asociación.

El interés que ha generado la charla de Romero-Abreu (que ha trufado de numerosas anécdotas la charla, entre las que aparecían personajes como Risto Mejide o Felipe González, uno de los primeros clientes y al que agradeció, sin ambages, el haberle facilitado el acceso a numerosos clientes) se ha reflejado en la cantidad de cuestiones que le transmitieron los asistentes. Así por ejemplo, le han preguntado por el valor de su agenda, al que el fundador de Thinking-Heads quitó importancia. «El problema no es la accesibilidad, sino la reputación de quien busca a la fuente: si quieres que te respondan tienes que ser creíble», ha contestado el ponente, que ha aprovechado también para hacer una defensa de la provincia de Cádiz y su talento.

No hay que olvidar que Romero-Abreu es uno de los creadores de La 11Mil, la plataforma de defensa de la provincia de Cádiz que aglutina a empresarios y directivos de alto nivel. «Podemos ser muy buenos, hay que visibilizar los logros de nuestra provincia».