Momento de la presentación del congreso - LA VOZ
SANIDAD

La élite de la virología previene en Cádiz del peligro de las informaciones médicas sin contrastar

El Palacio de Congresos acoge el XIV Congreso Nacional de esta disciplina, que organiza un seminario sobre la importancia de los medios de comunicación en la divulgación

CÁDIZActualizado:

Las vacunas matan. Están detrás de miles de casos de autismo. Las grandes farmacéuticas callan porque les interesa mantenernos enfermos. Toda esta sarta de patrañas pueden encontrarse en internet e, incluso, pueden leerse o escucharse en grandes medios de comunicación. El XIV Congreso Nacional de Virología, que se celebra desde este lunes en Cádiz, ha servido como marco para denunciar esta desinformación que se difunde a la sociedad y que, en palabras del presidente del Comité Organizador del Congreso, el profesor de la Universidad de Cádiz, Manuel Rodríguez-Iglesias, generan «un daño tremendo a la sociedad».

Precisamente, Rodríguez-Iglesias fue el encargado de inaugurar por la mañana este encuentro nacional, que ha traído a 300 expertos hasta el Palacio de Congresos de Cádiz. En la apertura estuvieron presentes también la concejal de Cultura y Sanidad del Ayuntamiento de Cádiz (Eva Tubío) y el delegado de Sanidad (Manuel Herrera), que disculpó la ausencia de la consejera por motivos de agenda. También estuvieron presentes el vicerrector de Investigación de la UCA, Casimiro Mantell y la diputada de Igualdad, Juventud y Educación, Isabel Moya.

Una de las jornadas más interesantes para el público en general fue, precisamente, la dedicada al tratamiento de los medios de comunicación de las crisis sanitarias en particular y de todo lo relacionado con el tratamiento de la salud en general. Rodríguez-Iglesias alertó de la propagación de bulos por internet y del peligro de utilizar fuentes «que no sean profesionales médicos o, en su defecto, institucionales».

Un aspecto en el que puso el acento el presidente de las jornadas fue en el de la tendencia antivacunas que está consiguiendo «que tengamos de nuevo casos de difteria, como en los países con un sistema sanitario fallido o que se haya dado por perdida la posible erradicación del sarampión». En el caso concreto de la provincia de Cádiz, el también inmunólogo alertó del aumento de casos de esta enfermedad y de cómo los niños están convirtíendose en transmisores de la enfermedad «que está volviendo a afectar, aunque de manera más leve, a adultos».

Falso equilibrio informativo

Una de las ponencias más aplaudidas fue la del virólogo y divulgador José Antonio López, director de Cultura Científica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa. Su mensaje inicial fue claro: «Si la ciencia no se preocupa por llegar al gran público, ya lo hará la pseudociencia, los buhoneros, los farsantes y los delincuentes». Fue poniendo algunos ejemplos de cómo la falta de criterio generaba confusión en la población y machacó que sólo debía atenderse a fuentes médicas contrastadas.

«Recientemente me invitaron a una tertulia en una televisión, querían que debatiera contra una persona de una de asociación antivacunas; les dije que no, que ese debate lo deben tener inmunólogos, virólogos o incluso responsables de las agencias del medicamento, no el primero que tiene una idea», comentó.

Y, cómo no, se hizo referencia al famoso momento vivido recientemente en el que el presentador de TVE Javier Cárdenas se hizo eco de la posibilidad (falsa, interesada y refutada hasta la saciedad desde el ámbito científico) de que las vacunas podían causar autismo. «Creo que hay un error de los medios de comunicación de buscar un falso equilibrio, en ciencia la voz la da la autoridad». «¿Se imaginan a ustedes que para hablar de la II Guerra Mundial trajéramos a un neonazi para que diera su visión del holocausto?»

Bajando a datos concretos, ejemplificó que, en la actualidad, hay más población vacunada en Sudán del Sur que en California y ofreció el dato de que «por cada millón de vacunados de sarampión, uno tiene algún problema, mientras que por cada mil enfermos de sarampión... uno fallece».

Especialistas nacionales y mundiales

En total, en las jornadas, que se desarrollarán hasta el miércoles, participan 300 expertos de todo el mundo. En los simposios se analiza también cómo afectan los patógenos a los animales y a las plantas, y cómo se pueden combatir.

Junto con simposios más generales, se desarrollan sesiones específicas que abarcarán temáticas como las emergencias virales, las enfermedades virales emergentes y reemergentes transmitidas por artrópodos (mosquitos, garrapatas), la hepatitis viral, el avance en las vacunas o los virus de transmisión entérica (por agua y alimentos).

La Sociedad Española de Virología es una sociedad científica que aglutina a los virólogos españoles de todas las áreas de la Virología, básicas y aplicadas (clínica humana y veterinaria, marina, plantas...). Sus congresos son un punto de encuentro al que son invitados importantes expertos internacionales. En esta edición, se cuenta con la presencia de especialistas de países iberoamericanos (Argentina, Colombia, Uruguay, Brasil, Portugal, Panamá y Perú) y se presentarán trabajos de centros de investigación de referencia españoles y de otros países (USA, Suiza, Italia, Reino Unido y Alemania, entre otros).

Entre los ponentes referentes de estas jornadas cabe destacar a Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad; Adolfo García-Sastre, experto mundial en gripe y director del instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes de la Facultad de Medicina en Monte Sinaí (New York); el director del Centro para Ciencias Genómicas del Instituto de Investigación enEnfermedades Infecciosas del ejército de Estados Unidos (Usamrid), Gustavo Palacios; así como Manon Cox, directora (CEO) de Protein Sciences Corp (ha desarrollado la primera vacuna de la gripe en células) o el consejero de la OMS en Dengue y Zika, Jonas Schmidt-Chanasit.