Economía

Las obras de transformación del Olivillo podrían comenzar este mismo verano

La Junta de Andalucía firma el convenio con la Universidad de Cádiz para convertir este edificio del casco histórico de Cádiz en un Centro de Transferencia Empresarial

CádizActualizado:

Tan solo tres días ha tardado la Junta de Andalucía en firmar el convenio del Olivillo con la Universidad de Cádiz tras obtener la autorización de los 4,5 millones de euros por parte del Consejo de Gobierno. Aunque el edificio situado en pleno casco histórico de Cádiz lleva 20 años abandonado y en estado de ruina, la administración autonómica ya no quiere más retrasos y ha otorgado los fondos necesarios para convertir el inmueble en un novedoso Centro de Transformación Empresarial.

Esta misma mañana ha tenido lugar en Cádiz la firma de ese convenio, en un acto en el que se han dado cita los principales responsables del PSOE en la provincia de Cádiz, así como los representantes de la Universidad gaditana. El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia y Administración Local, Manuel Jiménez Barrios, ha presidido la firma, junto al consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, y el rector Eduardo González Mazo.

La firma de este acuerdo va a permitir contar con el primer centro de este tipo en la provincia, gracias a un proyecto que forma parte de la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) de Cádiz, impulsada por la Comisión Europea para fomentar la competitividad del tejido productivo y los proyectos empresariales de base tecnológica en la provincia. Además, se va a recuperar un edificio histórico de Cádiz, que se encontraba totalmente abandonado y afeaba uno de los rincones más bonitos de la ciudad.

Además, si los plazos cumplen las previsiones previstas desde la Universidad de Cádiz, el edificio podría comenzar a funcionar antes de finales de 2018. El rector de la UCA, Eduardo González Mazo, ha asegurado que la institución docente ya había adelantado los trámites a la espera de este convenio, por lo que el plazo de presentación de ofertas para la licitación de los trabajos acabará el próximo día 22 de mayo. Una vez recibidas las propuestas, la firma del convenio con la empresa se llevará a cabo a finales de julio.

En su intervención, el vicepresidente de la Junta ha expresado su «satisfacción» por la sustanciación de un proyecto «destinado a ligar la empresa y la Universidad, para que ese vínculo permita que haya mayor competitividad, mayor capacidad de innovar y de emprender». Según ha explicado, esta iniciativa supone poner en valor un edificio, como El Olivillo, «en torno al conocimiento y a la I+D+i, para aprovechar el capital científico y la capacidad técnica de la Universidad de Cádiz al servicio de la creación de empleo en la provincia de Cádiz».

Igualmente, ha destacado que El Olivillo cumple dos misiones, por una parte, «poner las bases para que la incipiente salida de la crisis sea sólida, con solvencia y anclada en las actuaciones que necesita esta provincia» y, por otra, «ayudar a resolver situaciones aún no resueltas como el caso del edificio de El Olivillo», que se encuentra en una situación de ruina técnica.

Por otra parte, ha explicado que esta iniciativa se inscribe en la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) cuya orientación es poner las bases necesarias respecto a la investigación, la innovación y el conocimiento para que el desarrollo de la provincia tenga garantías de continuidad en tiempo y sostenibilidad. Asimismo, ha valorado que, con esta planificación, se está cumpliendo el objetivo de ir poniendo Cádiz al nivel de otras provincias más adelantadas.

Finalmente, ha señalado que la iniciativa de El Olivillo también se incluye dentro de los acuerdos alcanzados por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el alcalde de Cádiz, José María González, el pasado mes de febrero. El vicepresidente ha destacado el avance y los pasos que se están dando en muchos de ellos, como en la Ciudad de la Justicia; el Museo del Carnaval; el Instituto de Investigación e Innovación en Ciencias Biomédicas de la Provincia de Cádiz (INiBICA); el Teatro Romano; el pago de 3,3 millones al Ayuntamiento para los planes de empleo; el Balneario de La Palma, o la Escuela Taller. En su opinión, «el compromiso de la Junta con la ciudad de Cádiz es una de las prioridades y junto a la implicación están haciendo que estos proyectos salgan adelante».

Motor de progreso

Por su parte, Ramírez de Arellano ha destacado la «importancia estratégica» del Centro de Transferencia Empresarial para la provincia gaditana, generando la conexión entre el mundo del conocimiento –representado por una universidad con más de 1.000 investigadores como la UCA-- y el tejido productivo, con el objetivo de impulsar a una economía competitiva e internacionalizada.

El consejero de Economía ha subrayado que «en Andalucía, un territorio con una fuerte presencia de pymes que no tienen una gran capacidad para el acceso a la I+D es esencial establecer estos puentes» de forma que los centros de investigación respalden la actividad empresarial, un objetivo que está en el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (Paidi) 2020 y en la estrategia de especialización inteligente de la comunidad autóma RIS3.

Asimismo, ha recordado que en ‘El Olivillo’ habrá un Centro Andaluz de Emprendimiento (CADE) de la fundación Andalucía Emprende --dependiente de la Consejería de Economía y Conocimiento--, un instrumento que se instalará en el seno de la universidad con el fin de facilitar el emprendimiento de estudiantes o profesores. «Esperamos comenzar una ruta de colaboración con la UCA y otras entidades que estarán en el edificio para crear un centro donde los estudiantes con ideas de emprendimiento puedan encontrar el apoyo y asistencia técnica y formación para garantizar el éxito de sus proyectos empresariales».

Por último, el rector de la UCA ha puesto a El Olivillo como «ejemplo de colaboración entre administraciones para dar respuesta a algo importante para la provincia» y ha destacado que «no es un centro de la Universidad, sino que es un centro para buscar innovación y transferencia al sector empresarial».

González Mazo ha valorado que este proyecto supone «una labor muy importante de la Junta, porque confía en la universidad de Cádiz y se implica en el desarrollo socioeconómico de la provincia, pero también en la recuperación y rehabilitación de edificios que estaban casi perdidos en el casco histórico de la ciudad».

Igualmente, ha señalado que El Olivillo contribuye a que «la provincia de Cádiz esté cada vez más cerca de las otras provincias. Ahora tenemos un Centro de Transferencia Empresarial o un Instituto de Investigación Biomédica que otras provincias lo tenían desde hacía años. Con este proyecto se hace provincia», ha apostillado.

Obra y CTE

La Universidad de Cádiz, a la que la Junta transfirió el inmueble, será la responsable de la ejecución de las obras y aportará el resto de importe económico hasta alcanzar los 5,2 millones de euros, la cuantía por la que se está licitando el proyecto, un proceso que se puso en marcha el pasado 9 mayo con la publicación en BOJA de las bases.

El edificio El Olivillo está situado en el casco histórico de la capital gaditana y está considerado un ejemplo destacado de la arquitectura racionalista andaluza concebido por el arquitecto Antonio Sánchez Estévez. El inmueble, que data de 1943 y cuenta con protección patrimonial, se encuentra sobre una parcela de 1.551 metros cuadrados, con 4.150 construidos y distribuidos en sótano, cinco plantas y ático.

La rehabilitación mantendrá su fachada y respetará sus características esenciales, ampliándolo en su zona trasera, con lo que no se alterará la visión del conjunto.

El Centro de Transferencia Empresarial proporcionará asesoramiento a las empresas y respaldará a los emprendedores, vinculando la I+D+i al tejido productivo e impulsando la transferencia de conocimiento y la participación del sector privado en la actividad universitaria, además de apoyar los proyectos empresariales de los grupos de investigación. Partiendo de las necesidades en cuanto a innovación y mercados, el CTE prestará especial atención al desarrollo de sectores clave para la provincia de Cádiz, como los relacionados con el mar, el medio ambiente y las energías renovables.

El Olivillo albergará los servicios de innovación y de asesoramiento empresarial de la UCA, entre ellos las oficinas del Campus de Excelencia Internacional del Mar (Ceimar) y las de consultoría de I+D, proyectos europeos y prácticas y empleo. Asimismo, dispondrá de una zona de despacho para cátedras externas y servicios de transferencia a empresas, con laboratorios y plantas piloto, y de apoyo a emprendedores, con viveros para ‘spin-off’ y ‘star-up’ tecnológicas. En el CTE también se ubicarán las dependencias de Centro de Andaluz de Emprendimiento (CADE) de la Fundación Andalucía Emprende, adscrita a la Consejería de Economía y Conocimiento.