PACTO DE INVESTIDURA

MdC da por roto el pacto de investidura que aupó al PSOE a la alcaldía de Almonte

Los podemitas afirman que explorarán todas las vías a su disposición para materializar su proyecto político tras el incumplimiento por parte del PSOE de la mayor parte de los acuerdos suscritos.

José María García, portavoz de MdC, es aplaudido por los militantes y concejales socialistas tras estampar su firma en el pacto de investidura.
José María García, portavoz de MdC, es aplaudido por los militantes y concejales socialistas tras estampar su firma en el pacto de investidura.
MIGUEL ÁNGEL JIMÉNEZ Almonte - Actualizado: Guardado en: Andalucía , Huelva

La brecha abierta entre el PSOE de Almonte y Mesa de Convergencia (MdC), marca blanca de Podemos en la localidad del Condado, era evidente desde hacía varios meses. En los plenos, su portavoz, José María García, afeaba en más ocasiones que antes la actitud del equipo de Gobierno socialista y era habitual que recriminase a la alcadesa no sólo sus formas o su intransigencia a la hora de tratar a la oposición, sino también el contenido de las propuestas de su grupo. El punto de inflexión tuvo lugar con el debate de los presupuestos municipales, cuando las redes sociales del partido socialista lanzaron el mensaje de que MdC pretendía recortar partidas presupuestarias al conjunto de los colectivos sociales de la localidad.

Esto, que para los podemitas adquirió categoría de ofensa, fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de quienes hace 15 meses auparon al poder a la socialista Rocío Espinosa, con la que han asegurado que no retomarán la comunicación hasta que no se retire del perfil socialista de Facebook una información que los de la formación morada consideran falsa y se les pida públicas disculpas, algo que no ha pasado en las semanas posteriores al Pleno.

El viernes de la semana pasada, MdC celebró su sexta asamblea cuyo primer punto de la orden del día era hacer balance del acuerdo de investidura. El resultado, como era previsible, no era satisfactorio para los podemitas, que tras hacer un recuento bastante generoso – hay puntos incumplidos de forma «flagrante» (cinco), sólo un punto cumplido en su totalidad y el resto cumplidos de manera «parcial»-, decidían dar por roto el documento que dio lugar a la investidura del 13 de junio de 2015. Ayer, la formación trasladaba vía rueda de prensa la decisión de la asamblea a la ciudadanía, la ruptura total del acuerdo con el PSOE, y anunciaba que explorarán «todas las posibilidades» con el fin de «llevar a cabo nuestro proyecto con las herramientas que tenemos a nuestra disposición», lo que podría .

Durante la rueda de prensa, Manuel Simón Martín, secretario general de la formación, desgranó punto por punto el grado de cumplimiento del acuerdo suscrito tras las municipales de 2015, que contenía condiciones como acabar con los desahucios y la desvinculación del Ayuntamiento de aquellos bancos que realizan estas prácticas; garantizar los suministros básicos energéticos a aquellas familias en estado de necesidad, realizar una auditoria de las cuentas municipales; la puesta en marcha de un órgano equivalente a la Junta de Gobierno donde estuvieran representadas todas las fuerzas políticas del Pleno; el respeto escrupuloso a la plantilla fija del Consistorio; la eliminación de los cargos de confianza; la liberación de un máximo de ocho concejales ajustando sus sueldos a tres veces el salario mínimo interprofesional; la creación de una web del contratante donde se diera transparencia a la relación de contratos con proveedores y la democratización de los medios de comunicación de titularidad municipal. De todos estos, sólo se ha cumplido, según MdC, el relativo a la liberación de ocho concejales (aunque otros dos han sido liberados por otros medios) y el ajuste de los salarios.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios