MUNICIPAL

El secretario da por «rechazado» el acuerdo de Pleno sobre el Consorcio de Turismo de Córdoba

Lavela extiende una diligencia al acta para afirmar que no hubo la mayoría cualificada que exigía

David Luque habla con la alcaldesa en presencia del secretario del Pleno
David Luque habla con la alcaldesa en presencia del secretario del Pleno - VALERIO MERINO

Decididamente, este es el mandato municipal de las situaciones inéditas. En una situación que no hay quien recuerde en el Ayuntamiento de Córdoba, el secretario general del Pleno, Valeriano Lavela, ha decidido dar por no aprobado el punto del Consorcio de Turismo en el que se permite el funcionamiento «en disolución» hasta marzo de 2017 mientras se piden opiniones como la del Consejo Consultivo de la Junta y se crea el nuevo órgano que lo sustituirá.

El funcionario ha decidido llevar sus discrepancias sobre la materia hasta el documento final, el acta del Pleno y el certificado que se emite por la Secretaría General sobre el contenido de la sesión. Estas discrepancias radican en la naturaleza de la votación necesaria para que el punto sea hábil. Según el criterio de Lavela, es necesaria una mayoría cualificada de dos tercios del Pleno o, lo que es lo mismo, 19 concejales. Según la alcaldesa, este asunto se había votado siempre por mayoría absoluta de quince ediles que son los que finalmente apoyaron la propuesta (correspondientes a los grupos políticos del PSOE, IU y Ganemos). La regidora dio el asunto por aprobado pero lo cierto es que en los papeles no dice eso.

Lavela: «El contenido de la propuesta ha sido rechazado al no obtener 19 votos favorables»

Según la certificación del acuerdo de Pleno, que es el documento que se utiliza en los expedientes administrativos, el secretario general ha incorporado una diligencia de acuerdo a sus competencias «de fe pública y asesoramiento legal preceptivo» que dice lo siguiente: «Se hace constar que el contenido de la propuesta ha sido rechazado al no obtener el número mínimo de 19 votos favorables». El resultado de la votación, tal y como se recoge en el certificado, fue de 15 votos a favor y 14 abstenciones de los grupos popular, de Ciudadanos y mixto (compuesto por el único edil de Unión Cordobesa).

Posturas enfrentadas

En condiciones normales, no habría duda. Una certificación de estas características da por probado que el punto del orden del día decayó por falta de votos. El problema es que la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, lo dio por aprobado como presidenta del Pleno. Puede parecer un problema menor pero este acuerdo es el que permite, por ejemplo, que se sigan abonando las nóminas de los trabajadores del Consorcio de Turismo. Lavela defendió que el procedimiento había concluido por silencio administrativo positivo y que la plantilla ya era personal municipal sometido a una evaluación para convocar aquellas plazas que se consideraran como ocupadas de forma incorrecta.

¿Y ahora qué? Los grupos municipales reconocen no saber exactamente qué es lo que se ha aprobado sobre el Consorcio de Turismo. En principio, la medida estaría vigente, según las interpretaciones legales, hasta tanto alguien decida irse a los tribunales de justicia para proceder a la anulación del procedimiento ya que solamente un juez puede considerar como anulado un acuerdo de estas características. Lavela ya se reservó la facultad de llevar el procedimiento ante el Ministerio Público.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios