Ciclistas por el paseo de la Ribera
Ciclistas por el paseo de la Ribera - VALERIO MERINO
MOVILIDAD

La Ribera: la peatonalización «low cost» de Córdoba

Ronda de Isasa reduce desde hoy la circulación que soporta, aunque habrá que esperar bastante para que una obra deje la vía en plataforma única

CÓRDOBAActualizado:

Desde hoy, la ciudad contará con un nuevo espacio ganado para los peatones: parte de la Ribera. En concreto, la Ronda de Isasa (entre la Cruz del Rastro y la Puerta del Puente). Se trata de lo que ha dado en llamar el cogobierno peatonalizaciones «blandas» o efímeras: reducir la circulación en una vía con cuatro euros. Eso sí, el Ayuntamiento admite que no tiene fechas para acometer una remodelación en profundidad de Ronda de Isasa para dejarla en plataforma única y engancharla con el tramo ya peatonal de la Ribera.

Así, sábados, domingos y festivos, por Ronda de Isasa sólo podrán pasar los residentes con cochera y los taxis. Los autobuses de Aucorsa de las líneas 3 y 12 serán desviados a partir de las once de la mañana. De lunes a viernes volverán a su rutina y compartirán espacio única y exclusivamente con residentes con cochera y taxis. Sí podrá transitar por allí el autocar turístico, pues le da cobertura su contrato con el Ayuntamiento.

A partir de hoy, también será visible otra de las medidas:los veladores se bajarán a la zona de aparcamientos. Se eliminarán 25 estacionamientos. Y habrá una fila de terrazas. La presencia policial se encargará de que la peatonalización sea efectiva. Y ante los días de más aglomeración, los de los fines de semana, se recurrirá, en la línea «low cost» a una valla.

No todo será siempre así de austero. El edil de Movilidad, Andrés Pino (PSOE), ya ha anunciado que se instalará una cámara en Ronda de Isasa con Cruz del Rastro para lograr una efectiva peatonalización. Pino, eso sí, ha advertido de que no espera que sea en las próximas semanas. «Tenemos limitaciones de presupuesto y personal», se excusó.

Reducción del tráfico

Estas medidas se incluyen en la primera fase de reducción del tráfico en esta vía. En la segunda fase, se revisarán las medidas ya tomadas y, por ejemplo, se estudiarán posibles limitaciones mayores a los autobuses. Dicha segunda fase arrancará cuando se ejecute en «octubre o noviembre» una reforma del acerado de Ronda de Isasa para su ampliación —volverán a subir los veladores—, que no será de mucho coste y será de poca duración: en un mes podría estar lista. Respecto a la tercera etapa, la de acometer una obra más fuerte que deje la vía en plataforma única, «no hay fechas».