SALUD

La cerveza, una aliada para la salud de los huesos

Los afectados de espondilitis presentan una campaña en Córdoba para fomentar la dieta apropiada

Una caña de cerveza con dos tapas
Una caña de cerveza con dos tapas - JOSÉ RAMÓN LADRA

¿Cerveza para mejorar y prevenir enfermedades de huesos? Las evidencias científicas lo demuestran. La Asociación cordobesa de Enfermos Afectados de Espondilitis ha presentado la campaña «Salud ósea, nutrición y cerveza», organizada por la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas y el Centro de Información Cerveza y Salud. Manuel Díaz Curiel, presidente de la fundación, y Jesús Román Martínez, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, han presentado la guía y han ofrecido pautas de nutrición y estilo de vida que ayudan a prevenir las enfermedades óseas.

Díaz Curiel ha recalcado que «es muy importante prevenir las enfermedades óseas sometiéndose a revisiones médicas si existen antecedentes familiares y, sobre todo, siguiendo una alimentación equilibrada rica en calcio incorporando lácteos y pescado azul, silicio tomando lentejas o cerveza, y vitamina D asegurando el consumo de huevos y la ración de sol diaria».

Lentejas, lácteos y pescado, además del sol, también ayudan a la prevención

En la dieta también se podría introducir el consumo moderado de cerveza (1 ó 2 cañas al día para las mujeres y entre 2 y 3 para los hombres), bebida elaborada a partir de ingredientes naturales y de bajo contenido alcohólico, ya que como ha explicado el profesor Martínez, esta bebida fermentada «podría tener un efecto positivo en la prevención de la osteoporosis y favorecer la masa ósea gracias a ser una fuente de silicio y contener polifenoles y fitoestrógenos». Ésta también es una de las conclusiones de la revisión «Acción de la Cerveza sobre el Hueso», dirigida por Manuel Díaz Curiel, y publicada en la revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral, que concluye que tanto el silicio como los polifenoles y fitoestrógenos podrían contribuir a la regeneración del hueso.

En este sentido, el estudio «Effect of beer drinking on ultrasound bone mass in women», elaborado por la Universidad de Extremadura y publicado en la revista Nutrition, también determina que un consumo moderado de cerveza podría ayudar a la salud ósea. La alimentación es uno de los aspectos centrales de la campaña ya que, aunque existen factores de riesgo no modificables como tener antecedentes familiares, ser mujer o tener una edad avanzada, otros como la falta de calcio y vitamina D, el abuso de alcohol, el tabaco o tener bajo peso u obesidad, son factores que sí se pueden modificar con unos hábitos de alimentación y estilo de vida correctos. En la presentación de la campaña se han realizado densitometrías. Así, más de un centenar de cordobeses han medido la calidad de sus huesos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios